Deportivo Cali, campeón de la Liga Águila I-2015

Deportivo Cali campeón de la Liga Águila I-2015

Colprensa

El equipo de Fernando 'Pecoso' Castro se quedó con el título. Después de un gran partido en el Atanasio Girardot, el equipo más joven del fútbol colombiano se llevó el gran premio. Liga de Quito - Deportivo Cali en vivo: Copa Sudamericana 2018href="http://colombia.as.com/colombia/2017/06/18/futbol/1497797901_427955.html>Nacional vs Cali

Medellín

Un escenario perfecto recibió la primera final de la Liga Águila. El esperado optimismo de los hinchas del Deportivo Independiente Medellín coincidió con la fiesta y el color de las tribunas del estadio Atanasio Girardot y de las calles de la ciudad en donde los hinchas apostaban por la remontada y el título.

En el otro lado, el visitante. Con la habitual soledad de los de su especie, apoyado en la distancia por sus seguidores y con la valiosa ventaja de un gol por cero que consiguió en su estadio en el partido anterior. A pesar de ser por la mínima diferencia, ventaja es ventaja y defenderla con la vida, era la misión.

La salida de los equipos, el saludo de los técnicos, los himnos, la celebración de la tribuna con los colores azul y rojo del local y un tifo que cubría toda una localidad, el silbato inicial y Colombia vivía una nueva final. Medellín y Cali paralizados por sus equipos.

Primer tiempo

El Cali tenía la orden de no meterse atrás, a fin y al cabo, nunca lo había hecho durante todo el semestre. La final no iba a ser la excepción y la consigna de jugar y atacar se cumplió a cabalidad durante los primeros quince minutos de partido. Después, Medellín se acordó de que tenía un marcador para remontar y despertó.

Por medio de Juan David Pérez, el equipo de Leonel levantó a la gente que fue a alentar, generó una tarjeta amarilla para Helibelton Palacios y dos llegadas de gol para el DIM, una de ellas pegó en el palo después de un tiro libre cobrado por Vladimir Marín luego de una falta en contra de Pérez al borde del área.

Aunque el Cali no quería plantarse a la defensiva, el Medellín lo obligaba a que atrasara sus líneas y sus hombres clave, Palacios, Roa, Candelo o Balanta, no aparecían con la determinación de otros partidos. Tampoco con la eficiencia que los define.

Con Pérez y Monsalvo por el sector izquierdo, el equipo de Leonel Álvarez poco a poco se adueñaba de las acciones del partido, lo manejaba e hilaba el momento perfecto para definir que pudo llegar al minuto 31 luego de una jugada que no terminó bien por un fuera de lugar.

Con un poco de pausa en el medio y la mediación de Andrés Pérez, el Cali pudo disminuir el embate del DIM y meterse de nuevo en el partido. Además, apareció Roa por el sector izquierdo por donde generó dos llegadas a pocos minutos de terminar el primer tiempo.

Y precisamente fue Roa, el pequeño que había recibido todos los gritos del ‘Pecoso’ desde el banco el que derrumbó la ilusión y los intentos de los locales. Al minuto 39, por sector derecho Yerson Candelo cobró un tiro libre después de una falta de Vladimir Marín.

Entonces Roa, en la mitad de área y metido entre los gigantes defensores del Medellín, saltó y cabeceó. El silencio en el estadio cantó su gol. Y su celebración fue directo al banco, desde donde ‘Pecoso’ gritaba. Abrazo y uno a cero arriba. Dos a cero en el global.

El panorama del partido cambió, el DIM sintió en lo profundo la puñalada del gol y así terminó el primer tiempo.

Segundo tiempo

La etapa complementaria comenzó con un penal al minuto 47. El arquero Ernesto Hernández permitió que volviera la esperanza a los hinchas del DIM al cometer una falta en el área contra Brayan Angulo.

La historia cercana de los lanzamientos desde el punto de pena máxima llegaba a la memoria de los hinchas del Deportivo Cali, cuando su portero les dio la clasificación a la final ante Millonarios. El encargado de cobrar fue Vladimir Marín, un especialista. Pero esta vez no fue Hernández quien impidió que su rival celebrara sino el palo horizontal que parecía decir que el título era del Cali.

Pero faltaba todavía mucho tiempo y cuando el Deportivo Cali vio en el dos a cero una ventaja importante, decidió ser infiel a su modo de juego y se echó para atrás. Entonces, el DIM que no se había rendido, le dio vida a la serie con un gol de Charles Monsalvo que pudo batir a Hernández luego de un pase de Hechalar.

Como en el juego de ida, el segundo tiempo del Cali no era bueno. El Medellín se fue con todo lo que tenía a empatar el partido y con desespero, desorden y desconcentración, el Cali se limitaba a despejar el balón. No tenía más argumentos para atacar, decidió esperar a que pasaran 15 largos minutos en su área rechazando balones.

El título

Un técnico ‘viejo’ para unos jugadores jóvenes, casi niños. No fue en vano. Ya había dicho el ‘Pecoso’ que defender y ganar no era malo, pero hay que saber hacerlo. Al final, el técnico retorciéndose en la línea y dejando la garganta en el campo les hizo entender que una final estaba en juego y que se tenían que ordenar. Después de esto manejaron más el balón, lo tuvieron más, adelantaron líneas e incluso tuvieron tres o cuatro llegadas más al arco de Silva.

El partido terminó 2 a 1 en el global. El Cali fue campeón. El premio justo a los jugadores más jóvenes del fútbol profesional colombiano pero también al técnico más veterano, al gran ‘Pecoso’ Castro.

0 Comentarios

Normas Mostrar