Chocó: equipo que menos duró en la Vuelta de la Juventud

Ciclismo

Chocó: equipo que menos duró en la Vuelta de la Juventud

Chocó: equipo que menos duró en la Vuelta de la Juventud

Tatiana Rodríguez

AS Colombia

El equipo de Chocó estuvo solo una etapa en la Vuelta de la Juventud. No pudieron cumplir su objetivo de acabar toda la carrera pero se fueron con el honor de haber participado.

“Cuando el Chocó sea grande en ciclismo se van a acordar de nosotros que fuimos los pioneros de este deporte”. Una frase que resume lo que pasa en este departamento. Pocos recursos para impulsar el deporte, pero muchas ganas para poder alcanzar una meta loca que a unos pocos se les metió en la cabeza.

Son seis muchachos menores de 23 años que decidieron intentarlo de nuevo. Y digo de nuevo porque el año pasado, en la edición 64 de la Vuelta a Colombia, el equipo que los representó solo pudo estar en una etapa de la competencia y no la terminó.

A pesar de esto, los jóvenes llegaron al punto de partida con la ilusión propia de quien tiene fe en su talento. Sin embargo, cuando hablaron con AS Colombia, también reconocieron sus falencias y, sobretodo, pidieron apoyo porque, “sin dinero no hay nada, sin dinero no vamos a salir adelante nunca”. Como lo dijo uno de ellos.

Esta es la historia del equipo que menos duró en la Vuelta de la Juventud. No bastaron las ganas. En el recorrido entre Dosquebradas y Buga, las piernas no les dieron y hoy, ya no hacen parte de esta carrera.

El primer y último día

Layton García, Rubén Darío Orejuela, José David Jiménez, Jhonny Mosquera, Nelson Peña y Hernán Patiño llegaron a la inscripción de los equipos antes de la primera etapa de la Vuelta de la Juventud.

Ellos hacen parte del equipo de la Liga del Chocó apoyados por Inder Chocó. “El que se propone una meta la alcanza y sobretodo un chocoano, ojalá salgamos bien de esta competencia. Pero así la terminemos o no, vamos a seguir trabajando en nuestro ciclismo”, le dijo a AS Colombia, Ruben Darío, quien llevaba el dorsal 212.

Todos tenían en su mente el recuerdo del fracaso del equipo que corrió la Vuelta a Colombia, pero preferían pensar en que todo iba a ser diferente, “no sabemos que habrá pasado con ese equipo, a nosotros no nos llevaron pero vamos a dar todo de nuestro potencial para no volver a vivir algo tan lamentable”, expresó José David, el único corredor nacido en Cundinamarca y a quien llevaron al equipo para las escaladas.

“Sabemos que no es muy común ver a un chocoano encima de una bicicleta (risas), pero estamos trabajando, pero sin discriminar, siempre se cree que el afro descendiente solo está para el atletismo o para el fútbol o de pronto para deportes de fuerza, pero no, también estamos para el ciclismo”, afirmó Nelson Peña, siempre sonriente.

Al terminar la primera etapa el equipo estaba descalificado. No habían llegado después de los 149 kilómetros de recorrido y tristes y cansados solo miraban el piso en una de las sillas de la plaza Santa Bárbara de Buga.

“En el Chocó no hay carreteras”

El equipo solo recibe apoyo de Inder Chocó que es quien los patrocina. A pesar de la disciplina, hay algo que no deja que su esfuerzo se vea reflejado en las competencias. “no tenemos buenos terrenos. En el Chocó no hay pavimento corrido ni siquiera en cien kilómetros. Cuando vamos en 50 encontramos terreno destapado y eso nos enfría, nos pincha las bicicletas y así no se puede entrenar, claramente estamos en desventaja con los demás equipos que sí tienen donde desarrollarse”, explicó Peña.

Y añadió, “además necesitamos más patrocinios, como le decía, sin recursos no se hace nada y ojalá algunas empresas miraran hacia el Chocó, que allá tenemos muchas ganas de ser alguien en el ciclismo y de salir adelante”.

“Nadie vive del ciclismo en el Chocó”

“Imagínese, si algunos de otros equipos casi no pueden vivir de esto, pues menos nosotros. Así que uno diga vivir, vivir, no. Nos apoyan pero por decirlo de alguna manera, el ciclismo es un hobby para nosotros. Lo hacemos porque nos gusta y no porque nos paguen”, indicó Peña. 

Luego Jiménez intervino, “cada uno trabaja en lo suyo, yo, por lo menos, estudio Contaduría Pública y los demás trabajan por su lado. Nadie vive del ciclismo”. 

“Yo trabajo en un moto taxi, otros están en sus universidades y otros apenas terminando el bachillerato”, complementó Perea.

El orgullo de ser pionero

En el pelotón todos los respetan y los valoran. Seguro sus pedalazos están haciendo un camino que no se ve pero que será recompensado cuando el ciclismo en el departamento del Chocó sea un deporte de triunfos. Y ellos lo saben. Por eso aguantaron otra eliminación, por eso aceptaron con altura que sus piernas no les dieron ni para la primera etapa de la Vuelta de la Juventud.

“No importa que nos vaya mal, se tiene que seguir trabajando, alguien tiene que llevar la camiseta de la derrota y no importa que seamos nosotros, nosotros nos tomamos esa tarea pero la gente se tiene que motivar, los que vienen atrás tienen que seguir adelante”, concluyó el gran ciclista Peña.

0 Comentarios

Normas Mostrar