presentado por
Competición
  • Liga Colombiana II
  • Champions League
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Copa Libertadores
  • Colombia B - II
Champions League
Campeonato Brasileño Serie A
Copa Libertadores
Colombia B - II
Orsomarso Orsomarso ORS

-

Tigres FC Tigres FC TFC

-

Real Santander Real Santander RSA

-

Depor FC Depor FC DFC

-

Iván Ramiro Córdoba, un '2' para la historia

Entrevista

Iván Ramiro Córdoba, un '2' para la historia

Hace tres años dejó las canchas, pero pareciera que nunca se fue. Uno de los grandes referentes del fútbol nacional acepta un mano a mano con AS Colombia
El Clásico América - Cali en vivo online: Liga Águila 2018

Bogotá es una ciudad de paso. La vida y corazón de Iván Ramiro Córdoba se reparten entre Milán y Medellín. El referente de la Selección Colombia acepta una entrevista con AS Colombia. La locación es un carro en movimiento. La duración, lo que tarde el recorrido desde el centro de ciudad hasta el aeropuerto. Como pocas veces, el tráfico capitalino juega a favor.

Andrés Escobar se fue y se llevó el 2 en la espalda. Era imposible imaginar a otro jugador con su carácter, técnica y nobleza. Después de su muerte, la Selección Colombia y Atlético Nacional reservaron la camiseta en honor al ídolo.

Tres años más tarde, Hernán Darío Gómez decidió cambiar la historia. En plena Copa América de 1997, llamó a Iván Ramiro -20 años y solo un par de partidos en la Selección- para entregarle la responsabilidad de continuar la leyenda.

- Sos la persona que tiene que hacer sacar la camiseta de Andrés Escobar… tenés las condiciones y personalidad necesarias, le dijo.

Córdoba se quedó mudo, Escobar era su gran ídolo. Aún tenía intactos los recuerdos de las visitas de Nacional a la sede del Rionegro. Iván, que entrenaba con las inferiores, hacía de recogebolas, mientras Andrés era el capitán de ese equipo inolvidable. Córdoba siempre quiso jugar con el 2 en honor a Andrés, por eso le dijo sí a la responsabilidad… en un hombre que se motiva con la presión.

“La emoción fue inmensa. Fui a donde el utilero, abrió el baúl y sacó esa camiseta de por allá abajo. Fue un momento muy especial. El profe después me dijo: ‘Agarre acá la camiseta número 2 de Andrés y vaya a Nacional y también la pide', recuerda Córdoba, en un salón de clases de la Universidad del Rosario. Fue protagonista de un conversatorio sobre fútbol y educación en el que salió jugando en cada respuesta.

Llueve en Bogotá. El taxi blanco inicia el recorrido rumbo a El Dorado y empieza una charla futbolera contrarreloj.

Bolillo es un técnico que marcó su carrera, pero también estuvo bajo las órdenes de Maturana y Mourinho. ¿Qué aprendió de ellos?

Los tres me marcaron mucho porque de todos aprendí en diferentes circunstancias a nivel futbolístico y de manejo de grupo. Influyeron en mi vida y son técnicos muy importantes, que han hecho historia en el fútbol. Aprendí mucho del profe Gómez y del profe Maturana. Lo que adquirí con ellos me permitió llegar a un fútbol europeo –sobre todo el italiano- donde hay un trabajo táctico tan difícil. Todos esos conceptos que yo había adquirido con ellos me permitieron hacer una buena labor allá.

Dicen que Bolillo es bravo y Mourinho no se queda atrás, ¿quién es más temperamental?

Cada uno tiene su carácter particular. Mourinho por momentos es muy divertido -adentro con el grupo-… en otros se enoja mal, mal, pero sobre todo con las personas que atacan mucho a su equipo o su forma de trabajar. El profe Bolillo tiene un carácter muy fuerte, sin embargo, en la última época con la Selección era una persona mucho más sabia, mucho más segura de su conocimiento, pero tenía un carácter muy templado.

¿Qué necesita Cuadrado para ser titular con Mourinho?

Es una cuestión de tiempo. Eso es normal, está en un momento de adaptación. Entrar en la sintonía del fútbol y de lo que quiere el profesor Mourinho no se logra de un día para otro. Nosotros logramos la mejor sintonía después de más de un año y medio de entrenarnos y estar bajo su mando. Por eso logramos ganar la Champions y el triplete, así que él tiene que tener paciencia, trabajar, aprender lo más que pueda para estar listo cuando Mourinho le dé la oportunidad y seguro le llegará porque él fue quien lo quiso ahí en el equipo.

Si alguien sabe de responsabilidad es usted, ¿cuál es el rol del capitán en la cancha?

Es estar atento a cada detalle, no solamente en tu posición o en tu reparto sino en el de los demás… en el mediocampo, en los delanteros, en el del mismo arquero. Comunicar, hablar, que no quede nada al azar. Hay que tratar de anticipar la suerte porque entre menos dejes al azar más posibilidades vas a tener de ganar.

Hablando de anticipar, ¿es cierto que usted prefería hacer un buen cierre a anotar un gol?

Absolutamente sí. Más allá de que el gol es la máxima expresión del fútbol para mí, que he sido un defensor puro, poder evitar una anotación significa mucho porque la felicidad de haber cumplido con mi trabajo es una sensación inigualable.

Ser central implica tener personalidad, ¿qué características debe tener un buen 2?

Debe tener visión 360° del juego. Instinto, intuir la jugada peligrosa, anticipar y ser muy agresivo. Un delantero tiene que pensar en cómo va a administrar el balón y cómo va a driblar o a librarse del fastidio de ese jugador que no hace sino marcarlo, que está ahí encima presionándolo. El número 2 siempre tiene que hacer sentir incómodo al delantero.

***

Luque, 5 de julio de 1999. Hamilton Ricard le pedía la pelota a Iván Ramiro con insistencia. El central abrazó el balón, lo pasó por detrás de la espalda y lo acomodó en el punto blanco. Estaba decidido. Segundos atrás el juez Ubaldo Aquino había pitado penal a favor de Colombia tras una falta de Nelson Vivas sobre Arley Betancourth. Burgos saltaba en el arco y se decidió por el palo derecho. Córdoba remató fuerte al otro lado y fue gol. El primero de la victoria 3-0 frente a Argentina en la fase de grupos de la Copa América de Paraguay.

Iván Ramiro festejó con los puños apretados y luego se levantó la camiseta. Apuntó con sus índices al cielo. Llevaba 2 en la espalda y en el pecho. Una dedicatoria con nombre propio y un gol que también fue revancha personal tras la decepción del Mundial de Francia 98 en el que Bolillo lo condenó a la banca. Sin embargo, esa noche la desilusión fue de Martín Palermo tras desperdiciar tres penales.

Usted ha dicho que lo más lindo de ganar, es haber pasado por momentos difíciles. ¿El fracaso enseña en el fútbol?

Sí, seguro. Mirá que en esa Copa América, Palermo erró tres penales, pero pasaron los años y tuvo la oportunidad de hacer el gol que le dio la clasificación a Argentina al Mundial (2010). El fútbol es especial. En momentos difíciles no puedes destruirte porque sabes que el fútbol te va a poner otra posibilidad y tienes que estar listo para aprovecharla. Hay que superarse para hacer diferencia y cuando te superas y haces diferencia es cuando llegan los triunfos. Los fracasos son parte de un camino que construiste para lograr la victoria.

***

Dos años más tarde, una jugada que quedaría grabada en la memoria de los hinchas. Tiro de libre de Iván López, salto imponente de Córdoba y goooool. El capitán marcó de cabeza y le dio el triunfo ante México en la final de la Copa América. Una victoria El Campín, con significado especial.

El trofeo más codiciado del continente se quedó en el país tras una previa dolorosa. Los invitados cuestionaron la capacidad de Colombia para ser anfitrión. Hubo amenazas y Argentina decidió no participar. Entre tanto, Maturana trabajaba con el equipo. El técnico citó a los jugadores un mes y medio antes de la Copa y dribló los rumores de una posible cancelación. El equipo creyó y se esforzó.

14 años después, Iván Ramiro revela que también hubo ayuda divina. El defensa prometió donar el dinero del premio a cambio del milagro...

¿Qué necesita Colombia para salir campeón de la Copa América 2015?

Se tienen que juntar muchas cosas y esta Selección tiene la mayoría. Hay detalles que uno tiene que trabajar para que se puedan dar y que son importantes cuando se juega una instancia en la que uno puede ser protagonista. Hay que pensar que se puede lograr sin miedo a que sea una gran presión. No puede ser un fracaso si no se logra porque esta Selección está viviendo un proceso muy lindo de crecimiento y está plasmando una historia del fútbol colombiano diferente, entonces, la experiencia de esta Copa América más allá de que sea de victoria o de derrota igual significará un paso más para lograr una selección que sea protagonista a nivel mundial.

¿Cuál ha sido el principal aporte de Pékerman a la Selección?

El gran factor que le ha dado el profesor Pékerman a este equipo ha sido aislar a la selección de influencias externas, de corrientes externas, de intereses externos. Además su pragmatismo para utilizar a los muchachos y hacer jugar esta selección ha sido fundamental.

Protege a los jugadores y crea un ambiente hay mística al interior…

Sí. No hay jugador que no se ilusione con la posibilidad de sentir que puede llegar a una Selección Colombia… a esta Selección Colombia. Es especial. Me hubiera gustado poder tener esa posibilidad, esa sensación de estar ahí, de poder ser convocado para participar en este equipo que motiva a los muchachos para que cada vez den más.

Usted es muy amigo de Yepes, ¿qué le cuenta de esta Selección?, ¿hablan de eso?

Sí, pero no lo puedo contar. (Risas) Son momentos muy bonitos, muy especiales porque es una selección que hizo historia así que imagínate pues todas las cosas que pasaron y todo lo que vivieron para llegar hasta donde llegaron.

¿Pékerman es así de inspirador como nos lo imaginamos?

Sí, tiene que ser. Es difícil que un grupo llegue a una instancia como la que llegó la Selección en un Mundial, en donde están los mejores, si no es guiado por un buen técnico.

¿Qué es lo que más le llamó la atención de ese equipo en lo futbolístico?

La personalidad con la que jugaron. Parecía una selección que ya había jugado varios Mundiales juntos. Fue muy bonito ver esa selección como si esa fuera la tercera Copa Mundo juntos.

Dos escenas: Pablo Armero bailando para festejar el primer gol del Mundial y Faryd Mondragón entrando a la cancha frente a Japón para su gran despedida del fútbol…

Son dos momentos que marcan historia y que quedan en la memoria de los colombianos. Son un multiplicador de motivación para los muchachos que están buscando en el fútbol una posibilidad en sus vidas. Fue muy lindo. La alegría de Armero cuando celebra con sus compañeros. El baile. Pensar que en las noches en la concentración se reunían para planear cómo iban a celebrar el próximo gol es algo muy bacano. Lo de Mondragón es un momento mágico, especial.

¿Cómo ve a Jeison Murillo y Pedro Franco posibles relevos de Yepes en la Selección?

Los veo con la seguridad de asumir un puesto que es importante, que es de gran responsabilidad. Pero, ¿sabés qué pasa? Una de las cualidades de esta Selección es que hace sentir que la presión que cada uno tiene es menor porque todo el grupo ayuda a que sea compartida. Eso hace que salga uno, entre el otro y la Selección siga dando resultados.

Como pasó con James y Falcao o en el partido frente a Japón…

Es la mentalidad que construye un entrenador como Pékerman. Ningún jugador se siente titular o suplente. Cuando en un grupo hay esa mentalidad y se piensa así, es un grupo ganador. Es un grupo en el que todos quieren ser líderes, en el que no importa quien haga el gol y al final el más beneficiado es la Selección.

¿Cuáles van a ser los finalistas de la Copa América de Chile?

Soy muy malo para dar pronósticos, pero no puedo negarme la posibilidad de pensar o soñar que seguro esté nuestra Selección. No sé contra quién.

¿Cómo ganarle a Brasil?

En el fútbol no hay claves, nadie tiene la fórmula mágica para ganar un partido. Contra Brasil, que expresa un fútbol más cercano al nuestro, hay que jugar como sabemos, quitarle el balón y administrarlo. Repetir lo que se hizo en el Mundial porque creo que jugando 10 partidos así como se jugó ese partido, ganamos. Ahora son otras circunstancias, es casi que un tú a tú y eso permite que Brasil también tenga hacia Colombia un cierto respeto que no tenía antes.

¿Esta Copa América da para la aparición de nuevas figuras o primará la experiencia?

En estas Copas puede salir una que otra figura joven, pero marca mucho la experiencia. Por ejemplo, nosotros tenemos jugadores fundamentales como Falcao, James, Jackson o Bacca. Estamos en una situación que nos permite soñar. Después, hay equipos como Argentina en donde tenés a un Tévez que está en una forma impresionante.

Brasil cuenta con un Neymar que seguramente ha madurado porque los momentos vividos en el Mundial y lo que ha pasado en este tiempo le permiten ser un jugador más concreto, se da mucho menos al espectáculo y va a ser más difícil de contener.

Así mismo, Vidal puede ser un jugador fundamental en Chile porque es un líder. Tiene la experiencia para conducir a una selección a lograr cosas importantes. Y a Ecuador yo la veo muy bien, pero como grupo, como selección.

***

El 6 de mayo de 2012 el Giuseppe Meazza se unió en una ruidosa ovación. En la cancha solo estaba Iván Ramiro quien saludaba a las tribunas con el puño en alto. Acababa de terminar el último partido en la que fue su casa durante 13 temporadas. Después de ganar 5 ligas, 4 Supercopas de Italia, 4 Copas de Italia, una Champions League y un Mundial de Clubes, la vida le daba una despedida soñada con una victoria 4-2 frente al Milan.

De repente, el campo se llenó de camisetas con el número 2. Todos sus compañeros lucían un Córdoba en la espalda. Uno a uno lo saludaron: Zanetti, Cambiasso, Guarín, Lucio, Forlán… Incluso Nesta, del Milan se unió al homenaje. Su gran amigo de la vida, Mario Alberto Yepes, remató la escena perfecta con un abrazo intenso. De nuevo quedó solo en la cancha para que la tribuna coreara su nombre por última vez. Lloró. Sin duda, fue un momento inolvidable.

¿Cuánto tiempo le dedica al fútbol hoy en día?

Mucho porque estoy volcado a este tema de formación y management de jugadores. Me gusta porque creo que me va a dar grandes satisfacciones encontrarle oportunidades a esos muchachos que están en Colombia luchando por lograr algo importante. Quiero servir como puente para que puedan lograrlo.

¿Cuál sería un valor innegociable en su escuela de formación?

En mi escuela la mentalidad tiene que ser que el equipo es lo más importante absolutamente. Primero el equipo, después viene el resto. Luego, aprovechar cada oportunidad como si fuera la última porque más allá de que el fútbol te da revanchas, he visto también el ejemplo de personas que han tenido dos, tres, cuatro y cuando quisieron aprovechar la quinta, esa no llegó. Por último, sentirse siempre en examen, nunca cómodo, hay que superarse porque si vos mismo no te metés presión o motivación para lograr algo más importante, nadie lo va a hacer.

Usted asegura que los exfutbolistas deben tener más participación en lo administrativo porque conocen el sentimiento del jugador. ¿Se ve en una dupla con Yepes en la dirigencia?

Sí, por qué no. Me gustaría, pero después de haber hecho un proceso que me permita llegar con seguridad y hacer las cosas bien. Hay que aprender de lo que está haciendo ahora esta dirigencia que es muy importante. Sin embargo, siempre se puede mejorar y meterle más a la parte futbolística, por eso hablo sobre la experiencia concreta del jugador a nivel dirigencial porque si tú ya conocés lo que se siente en una victoria o en una derrota va a ser más fácil aplicar lo que quieres como dirigente en diferentes circunstancias que se pueden vivir en una selección o un equipo de fútbol.

¿Con qué jugadores colombianos tiene contacto en Europa?

Con todos porque a través de estos años y de las vivencias, he tenido un contacto de amistad y solidaridad por las situaciones que se viven cuando uno llega a un país o a un continente que tiene muchas cosas nuevas. Ellos saben que en mí tienen a una persona que ya ha vivido esa experiencia y que les puede ayudar en cualquier momento que necesiten.

¿Por qué se quedó a vivir en Italia?

Italia es mi casa, es mi hogar, allí crecieron mis hijos y hay gente que me estima. Es un lugar fantástico que me hace recordar a Medellín porque el paisaje es muy parecido. Además, mi familia está muy bien y eso me hace trabajar con motivación. Tengo la posibilidad de trabajar desde allá, no solo por lo que yo quiero sino por las oportunidades de los muchachos que están acá en Colombia.

Pero sigue conectado con Colombia a través de su Fundación…

Mis hijos no pueden ser lejanos a situaciones difíciles que viven algunas personas en Colombia. No se los queremos inculcar de una forma forzada, lo tienen que vivir con naturalidad y saber que existen estos escenarios para que sean personas sensibles hacia el más necesitado.

¿Juan José, su hijo, pinta para futbolista, tendremos otro Córdoba en la canchas?

Un poquito, está empezando. Ahora solo tiene que pensar en divertirse y eso es lo más lindo. Si desde pequeñito usted piensa que el fútbol es una diversión y una pasión, cuando lleguen las responsabilidades del profesionalismo las vas a asumir con mucha más tranquilidad.

Usted es hincha del Inter, por supuesto…

Del Inter, de Nacional, de San Lorenzo y del Rionegro.

¿Extraña que las tribunas coreen su nombre?

Sí. Lo que sientes cuando estás corriendo o jugando y escuchas tu nombre es una sensación irrepetible.

 

Aplausos al ídolo. Iván Ramiro dio ejemplo de cómo con disciplina, seriedad y amor por el juego, un número en una camiseta que era leyenda hizo historia. Se acaba el tiempo. Un avión lo espera rumbo a Medellín.

0 Comentarios

Normas Mostrar