De memoria

De memoria

Carlos Bacca. 63 minutos en el banco, 9 en la cancha y un gol que despierta al Sevilla en el campo y en las gradas. El 9 desequilibra así como el Sánchez Pizjuán empuja. Tercera anotación en la Europa League, 21 en la temporada. El Equipo de Emery irá con ventaja a la vuelta de los cuartos de final en San Petersburgo.

Jackson Martínez. 46 días lesionado, 90 minutos de fútbol, un gol y penal a favor del Porto. En la primera pelota que tocó le hicieron la falta de la pena máxima, 64 minutos más tarde marcó un golazo. Su equipo tendrá que defender un 3-1 en Múnich ante el poderoso Bayern de Guardiola. Cha-Cha-Chá, en el 11 ideal de la UEFA.

Goles que se ven en TV, se comentan en Twitter y no paran de rotar en Vine. No hay garantía de que el registro se convertirá en recuerdo, pero ayuda. De la emoción por el protagonismo de Bacca y Jackson surge el interés de saber más sobre el primer colombiano en un club europeo.

Sin pensarlo mucho, el nombre que aparece es Ernesto Díaz, goleador de la Copa América de 1975 y quien después de conseguir los títulos del 71 y 75 con Santa Fe viajó a Bélgica para jugar con el Standar Lieja en donde estuvo tres años. Los medios lo describían como "un puntero derecho, ágil, gambeteador, carismático y veloz". Se retiró en 1987 con 185 goles en su registro. Un histórico, sin embargo, no fue el primero.

Alex Frigerio Payán nació en Tumaco el 15 de noviembre de 1914. Jugó su primer partido en primera en Lugano, luego fue al Liverpool, al F.C. Servette, al Young Fellow, al Le Havre Atlétic Club. No actuó con la Selección Colombia, pero sí con el equipo nacional de Suiza -país natal de su papá y lugar en el que vivió desde los 8 años-. Dicen que le marcó tres goles ante Alemania el día del debut. Le decían Muchacho y fue un crack al que solo la Segunda Guerra Mundial pudo parar su fútbol.

En tiempos de YouTube, la existencia de Frigerio solo se puede comprobar gracias a los relatos de Pierre Fedelli - que 49 años más tarde revivió Alberto Galvis en el libro Crónicas de Goles y Autogoles -.

"Es un hombre sumamente inteligente y en su juego este factor es de suma importancia. Cuántas veces lo vi convertir, desde 30 o 40 metros, tiros de foul".

"Siempre este gran atleta y jugador me dejó ampliamente satisfecho por sus acrobacias y viriles calidades de crack".

"Nunca, en su larga carrera deportiva, Alex fue expulsado o castigado por juego sucio o por conducta antideportiva; como en la vida privada, nuestro gran amigo es también en la cancha un caballero cumplido".

"La potencia de su shoot fue siempre un mito y una bomba atómica para los porteros adversarios".

Frigerio era goleador como Jackosn y Bacca. También, el protagonista ideal de una historia que vale la pena tener fresca en la memoria.

0 Comentarios

Normas Mostrar