Germán Mera: “El balón me hacía doler la cabeza”

Deportivo Cali

Germán Mera: “El balón me hacía doler la cabeza”

Germán Mera: “El balón me hacía doler la cabeza”

Héctor Fabio Gruesso

AS Colombia

El defensa del Deportivo Cali ha convertido en fortaleza lo que antes era su mayor flaqueza. No acudía a los entrenamientos cuando entrenaban cabeceo.

Parece que fuera capaz de meter su cabeza en un panal de abejas. Vehemente cuando se eleva en su área para rechazar el balón, y últimamente acertado cuando va a buscar los centros ofensivos. Ya llega con distancia y golpea el cuero con fortaleza luego de inclinar la nuca. “En eso me ha insistido el profesor Héctor Perlaza”, reconoce Germán Mera sobre el aporte del preparador físico y entrenador del equipo ‘azucarero’.

El pasado sábado, en la visita del Deportivo Cali al Medellín, Germán Mera convirtió el primer gol para los ‘azucareros’, lo hizo de cabeza; es su fortaleza, lo que antes era su mayor flaqueza -En la séptima fecha le había marcado desde la misma vía a Millonarios-.

“Me gustaba más jugar de delantero, y cuando me ubicaron de defensa, no me gustaba cacear porque el balón me hacía doler la cabeza. En esa época me tocaban esos balones Molten de cuero que cuando se mojaban se ponían muy duros”, recordó el defensor del Deportivo Cali en diálogo con AS Colombia.

Eran los tiempos en los que Mera, luego del fallecimiento de su padre y después de los entrenos se iba por las tardes a ayudarle a su abuelo a sacar arena del río Cauca; mientras su madre vendía mangos y chontaduros con un platón en la cabeza, según cuenta don Prudencio Viveros, el veedor del Deportivo Cali en el barrio Andrés Sanín de Cali e impulsor del jugador.

“Cuando iba llegando al entreno y veía que el trabajo del día era cabeceo, me escondía detrás de un muro y me devolvía para la casa. Yo era muy rebelde”, comenta el defensor de 25 años de edad (5 de marzo de 1990).

Cada día más seguro, más intimidante, más recio. Juega con la intención de los rivales, presiona, acude a los respaldos. Germán Mera ahora en su evolución como defensor, agradece a los entrenadores que tuvo en su formación: “don Prudencio Viveros, ‘Memo’ Viveros y Pimpa’”. Y también valoró el trabajo de los profesores Guillermo Serrano y Sergio Angulo Bolaños, ‘el Checho’.

0 Comentarios

Normas Mostrar