Temas del día Más temas

La campana

La campana

Bogotá

Al Deportivo Cali lo salvó la campana, como ocurre con los boxeadores al borde de la derrota. Faltando dos minutos para llegar a los 90, encontró el empate a un gol, aprovechando un error en la zona de volantes del Cortuluá. Un juvenil, Arboleda quien había ingresado poco tiempo atrás, localizó la ocasión, cuando estaba para conocerse la sentencia.

Y a decir verdad, Cortuluá lo puso a sufrir y a sudar y neutralizó a sus goleadores encabezados por Santos-Borré. Fue cierto también que Mendieta pegó con el arco a disposición, un remate en la base del poste derecho.

Cortuluá, como viene ocurriendo en las últimas fechas, le jugó de igual a igual. Dispuso de un excelente plan defensivo y con una entrega total de sus jugadores, que le pelearon en todos los sectores la posesión del balón. No dio respiro a quienes debían organizar el juego verdiblanco. Cabezas, Pérez, Mendieta y hasta Roa, sintieron una presión asfixiante y apenas tuvieron tiempo para reaccionar contra la marca contraria y dejar de lado su principal función.

El ritmo y los desplazamientos del primer tiempo resultaron sorprendentes. Pero la idea que está poniéndose de moda es jugar a un toque, dejando poco tiempo para una pausa o una triangulación para organizar el juego.

Podría decir que el Cali cayó en la trampa y ponerse a la par de los dirigidos por Jaime De la Pava. El Cali que venía exhibiendo un poder ofensivo, esta vez se enredó y debiera darse por bien servido con el empate. Estaba para el " knockout" y llegó el gol que castigó a los tulueños que hicieron muy buen partido. Y cuentan con varios jugadores con buen dominio de balón; mientras Carlos Ibargüen se la tiene " dedicada" pues le anotó ya seis goles en los últimos enfrentamientos.

Y eso que Buitrago, el juez, le cargó la mano a los visitantes y hasta le perdonó una tarjeta a Andrés Pérez. ¿Respeto o miedo?

0 Comentarios

Normas Mostrar