La lista de Pékerman

Contestan en Lieja, Bélgica. Olivier Smeets, director de comunicaciones del club Standard, atiende la llamada. Dos días atrás la cuenta de Twitter del equipo hizo público el llamado del lateral colombiano Darwin Andrade a la Selección. "Félicitations à Darwin Andrade qui est sélectionné pour la première fois avec son équipe nationale de Colombie!", señalaba el posteo que minutos después desapareció. ¿Fue un error?

"La Federación colombiana se comunicó con nosotros y nos pidió el favor de que no habláramos nada de la convocatoria hasta que fuera oficial", explica Smeets. Luego nos remite a hablar con Pierre Locht, manager del equipo, para que nos pase al teléfono a Andrade. Locht confirma que por estos días el colombiano no puede dar entrevistas. Lo mejor es esperar.

Twitter y Pékerman no se la llevan bien. El primer round con las redes fue en la previa del Mundial. El técnico incluyó a Macnelly Torres en la lista larga de Brasil, pero le avisó que no viajaría. El volante no dudó en contárselo a sus seguidores. "Se fue una ilusión pero la vida sigue", escribió. Hasta ahí la historia del barranquillero con la Selección.

Internet tan veloz y el argentino tan reservado. Las noticias de las convocatorias de las selecciones más importantes del mundo son noticia hace días. Sabemos que Marcelo entró en el equipo de Dunga y que Funes Mori es la sorpresa de la lista de Martino. De Colombia poco y nada. Santos Laguna informó que el delantero (exNacional) Andrés Rentería había sido llamado por Pékerman, pero el tweet y el artículo en su web oficial también desaparecieron.

La ùltima vez que Pékerman habló con los medios sobre la Selección fue hace cuatro meses, tras el 1-0 frente a Eslovenia. En enero charló distendido durante el Sudamericano Sub 20 sobre las jóvenes promesas y solo hizo unas cortas referencias a la Fecha Fifa de la próxima semana. Dijo que estaba siguiendo a muchos jugadores y que estos partidos eran importantes por ser la última cita antes de la Copa América.

Dio la impresión de que conocimos los rivales de los amistosos casi por casualidad. El presidente de la Federación los confirmó en un evento convocado para otro asunto. Explicó que Kuwait y Baréin no eran los adversarios ideales, pero que no se pudo hacer nada más. Desilusiona, pero no asombra. Pékerman ha sostenido que este tipo de partidos sirven para la convivencia y probar variantes, no para medir al equipo. Jordania antes de la Copa Mundo lo confirmó.

Dicen que a Pékerman no le gusta tachar nombres por lesiones, por eso espera hasta último minuto para entregar las convocatorias. Si esto es verdad, el juego Nacional frente a Barcelona cerró la maratón de partidos de los últimos días. Entre tanto, su manía de reserva desespera algunos periodistas que en otras épocas recibían información desde las concentraciones. Con Pékerman eso se acabó.

Esperamos, eso sí, que si los rivales no convencen, que la lista nos anime. Así sea tarde.