presentado por
Competición
  • Liga Colombiana II
  • Champions League

Alejandro Guerra: "Mi esposa es el DT que tengo en casa"

Libertadores | Nacional - Barcelona

Alejandro Guerra: "Mi esposa es el DT que tengo en casa"

El venezolano le contó a As Colombia detalles de su vida familiar y habló del papel que juega su esposa Kris Espejo en su carrera. "Ella entiende el fútbol y es mi principal crítica", relató.

En la casa de cualquier futbolista hay fiesta cuando se consigue un gol. En la de Alejandro Guerra no. Allá, en la intimidad y como ejercicio familiar, primero está el análisis del partido, de cada situación y de la actuación del venezolano. Los suyos le valoran las anotaciones, pero no se conforman. Saben que talento le sobra y que aún tiene mucho por entregar en Atlético Nacional.

Al 'Lobo' no le sacudió el alma tener un semestre discreto, ni el respaldo del cuerpo técnico y mucho menos los comentarios de la prensa por su bajo rendimiento. Lo que le llegó al corazón fueron las críticas de su esposa, Kris Espejo, y de su hijo mayor, Kleverson Guerra. Dos de sus seres más queridos le hicieron saber que no estaban contentos con la historia que estaba empezando a escribir en el cuadro verde.

"Las críticas de mi familia han sido lo mejor. Por ellos he cambiado la mentalidad y arranqué con mucha confianza en los torneos. Espero seguir mejorando. Siento que no he llegado al tope de lo que puedo dar", contó el venezolano, autor de cuatro goles en la Liga Águila I y uno en Copa Libertadores 2015.

Y empezó a dar muestras de calidad. Primero se mandó un doblete frente a las Águilas Doradas, en la segunda fecha. Ahí insinuó que había dado el timonazo y que este semestre sería diferente. Lo confirmó 26 días después, con el tanto que le encajó a Patriotas Boyacá en su reaparición tras superar una pequeña lesión.

Ese día Guerra fue una verdadera pesadilla para la defensa y para el portero uruguayo Juan Guillermo Castillo, con el que protagonizó un gran duelo. Al final, lo pudo vencer. Y casa llegó con el pecho inflado por su tercer gol con Nacional y un triunfo 2-0. Pronto le 'bajaron la cancha' y lo hicieron entender que esa noche pudo haber regresado con el balón y con un 'hat-trick'.

"Mi esposa me critica mucho. El otro día hice un gol y pelé (perdí) dos. Ese día llegué a la casa y estaba enojada. No me habló del gol que hice sino de los dos que fallé. Me dijo que me pelé en dos mano a mano con el arquero. Ahí me quedé pensando y me dije: 'esta mujer es brava'. Sus críticas son constructivas", relató el volante sobre su "principal crítica".

Esa franca mejoría que ha tenido en su fútbol se la debe toda a Kris. Como lo ha hecho durante los 17 años que llevan juntos, la compañera de Guerra le recuerda que tiene fe en él y en sus condiciones. Le demuestra su amor siguiendo cada paso suyo en la cancha y busca la manera de potenciar a ese jugador que conoce a la perfección.

"Tenemos juntos mucho tiempo. Ella creció conmigo en el fútbol y entiende perfectamente cuándo estoy bien, cuándo estoy mal y cuándo puedo dar más. Kris siempre me está hablando y va a todos los juegos. Está pendiente de todo. Es muy detallista, crítica y entiende de fútbol. Por esa parte, creo que tengo un director técnico en casa que me ayuda mucho", le contó el 'Lobo' a AS Colombia.

Pero además de tener a un 'Osorio' en casa, que le ha "ayudado a crecer en el fútbol y a mejorar mi forma de jugar", su motivación la reforzó Kleverson. Este niño de 10 años también lo hizo reflexionar y entender que tenía todo para ser su héroe.

"Mi hijo está creciendo en el mundo del fútbol y quiero darle un buen ejemplo. Él ve lo que yo hago y me dice: 'papá, yo hago más goles que tú'. Por eso trato de hacer las cosas bien para que él me trate de copiar. Es mediocampista también y da buenos pases. Ojalá le siga gustando jugar al fútbol para apoyarlo", relató el venezolano orgulloso del hijo que está formando como futbolista en la canchas de Juan Pablo Ángel.

Guerra, que espera ser titular este jueves (8:15 p.m.) ante Barcelona, quiere tener otra noche redonda para darle una alegría a la afición de Nacional y, en especial, a su familia. Ya los ecuatorianos lo padecieron cuando ingresó a la cancha del estadio Monumental a arrancarle la victoria, en compañía de Luis Carlos Ruiz. Ahora, planea volver a 'romperla' ante los ojos de Kris y Kleverson.

"A mi esposa le gusta ver mis juegos y está pendiente de lo que hago bien y mal. Siempre va al estadio con mi hijo mayor, porque el pequeño no puede ir. Ellos están ahí alentando y son mi principal apoyo cada vez que juego. Me dicen que tengo que patear más al arco y creer más en mí", remató el volante.

Y mientras llega otro momento sublime junto a su familia, el venezolano se adentra en lo que será el choque con los 'Amarillos' en el Atanasio. "La meta es ganarle a Barcelona. Hay que buscar con tranquilidad e inteligencia esos tres puntos. Esperamos que el equipo juegue con intensidad para aspirar a conseguir un triunfo, ser primeros y estar mejor, porque el grupo está bastante apretado", finalizó Guerra.

0 Comentarios

Normas Mostrar