Nacional - Medellín

1x1 Nacional: Velásquez y Guerra fueron implacables

Los atacantes del cuadro verde fueron efectivos y no perdonaron frente al arco de Silva. Los jugadores de Osorio salieron aplaudidos, porque ninguno desentonó.

Medellín
0
1x1 Nacional: Velásquez y Guerra fueron implacables

Así lo hicieron los jugadores de Atlético Nacional ante Independiente Medellín durante el clásico paisa 284, en la décima fecha de la Liga Águila I-2015.

Vargas: Empezó bien con un remate que le contuvo a Brayan, pero empañó su trabajo con una mala salida con los pies que obligó a 'Alcatraz' a corregir con una falta que le valió una amarilla. Lo presionó el DIM cuando la defensa verdolaga le devolvió el balón. No pudo hacer nada en el gol de penal de Caicedo. Le atajó un balón difícil a Brayan. Se lució en un mano a mano con Caicedo.

García: Rendidor y colectivo. Cobró varios tiros libres, pero en los primeros no estuvo preciso. Después se reivindicó con el cobró que terminó en el gol de Guerra. Tuvo buenos servicios de costado y colaboró en marca. Fue precavido para evitar que Marín le ganara la espalda. Registró anticipos a Brayan, pero le costó controlarlo. Bien en la entrega.

Bocanegra: Seguro, efectivo en la entrega y jugó al anticipo. Siempre sacó limpia la pelota de atrás. Tuvo un exigente duelo con Pérez, al que controló por momentos y desarmó. A fuerza e inteligencia evitó que el rápido delantero causara daño con sus llegadas.

Henríquez: Tuvo algunos problemas, pero hizo valer su experiencia y marcó bien a Caicedo. Se equivocó saliendo y le permitió al DIM generar una opción de gol. Cometió el penal (mano dudosa) que Caicedo convirtió en gol (1-1).

Díaz: Cumplió. Estuvo aplicado. No lució mucho, pero hizo su trabajo. Apoyó en marca y tuvo algunas apariciones en ataque. Fue prudente al momento de salir, para evitar que le ganaran la espalda Angulo y el propio Daniel Hernández.

Palomino: Bien cortando juego y claro pasando. Presionó y estuvo encima de Daniel Hernández. Respaldó a la defensa y fue ordenado en el regreso. Tuvo un buen cierre sobre Pérez, cuando entró con peligro en el área.

Mejía: Pintaba para figura, pero se fue diluyendo. En el primer tiempo fue uno de los destacados. Al minuto dos, estrelló un balón en el palo y sacudió a Silva. Cobró tiros libres, pidió el balón y marcó el ritmo. La presión de los volantes del DIM le quitó protagonismo. Filtró algunos balones en el segundo tiempo y se asoció bien, pero bajó la velocidad. 

Guerra: Sigue en buen nivel. Le pudo un pase preciso a Velásquez, en el primer gol de Nacional. Pudo haber ampliado la cuenta en el primer tiempo, pero le faltó precisión. En los últimos 45, la ansiedad lo complicó y perdió algunos balones. Volvió a entrar en el juego, participó más en las acciones ofensivas y definió impecable en el segundo gol de Nacional (71’).

Berrío: No fue tan desequilibrante como en otros partidos, pero en las apariciones que tuvo creo peligro con sus centros. Buscó la cabeza de Velásquez. Y sacó un par de remates, uno salió desviado, el otro lo controló Silva. Sustituido al minuto 58.

Velásquez: Empezó bien. Se vio activo, pivoteó y tuvo movilidad. Consiguió de cabeza el primer gol de Nacional (3’). Participó en una buena jugada colectiva, que no finalizó bien Guerra. Gran remate que Silva atajó. Su fútbol aéreo ayudó a Nacional y puso en aprietos a Herner. Fue sustituido al minuto 67.

Escobar: No se destacó. Le costó desequilibrar y lo desarmaron fácil cuando encaró. No abrió la cancha y cuando decidió jugar por el centro, no consiguió penetrar la defensa. Fue sustituido al minuto 61.

Suplentes que ingresaron

Pérez: Ingresó al minuto 58. Apareció cerca del área con peligro y generó una opción de balón parado, tras una falta de Herner que terminó en el golde Guerra. Colectivo e inteligente para jugar.

Copete: Ingresó al minuto 61. Lo desarmo fácil Mosquera, pero con el paso de los minutos se afianzó y se convirtió el hombre pase-gol de Nacional. Asistió con precisión a Duque, en el tercer gol de Nacional. Fue influyente en la victoria.

Duque: Enloqueció a la tribuna con su ingreso al minuto 67. "Goleador, Duque, goleador", fue el coro con el que lo recibió la afición luego de siete meses fuera de la cancha. No entró mucho en contacto con el balón, pero en la que tuvo demostró que es un goleador de raza. Después de un gran centro de Copete, con gran gesto técnico, venció de cabeza a Silva (86’).