Una llegada

Una llegada

Bogotá

Era Nacional mucho más en juego y en control que Estudiantes de la Plata. Estos localizaron una sola llegada clara y Jara definió para sellar un empate a un gol. Nacional sobre todo en el primer tiempo, generó buen volumen de juego por la zona derecha, donde Gilberto García y Orlando Berrio, superaron totalmente al uruguayo Álvaro Pereira, pero no encontraron compensación en los delanteros. Tanto así que el gol de Zeballos, fue un error enorme de Damonte que el paraguayo aprovechó para el gol. Allí se podía invocar justicia, por la superioridad de Nacional.

El problema de Nacional continúa en la zona defensiva. Se desordenan con facilidad, pierden la marcación, como ocurrió en el empate. García en dos ocasiones, el gol y otra, quedó por su zona habilitando a los rivales. No da el paso a tiempo con sus compañeros o porque no está acostumbrado a ello o por simple distracción.

Además, continúa sufriendo mucho en los tiros de esquina. Armani debe ser un jugador muy juicioso, porque no sale, ni de noche ni del arco. Duda, no se atreve, cuando él debe entender que es el único habilitado para usar las manos y rechazar.

Nacional también sintió emocionalmente el empate y se le extraviaron los papeles. Permitió la reacción de Estudiantes, arriesgando el resultado. Que no es del todo malo, aunque da ventajas en la tabla de puntaje del grupo.

Yulián Mejía, Bocanegra y Berrío alcanzaron, digo yo, el mayor puntaje para ser destacados. Se que provoca dolor, saber que por una sola llegada clara, Estudiantes alcanzó un punto. Pero también vale y es en el fondo un castigo a quienes continúan en defensa ofreciendo ventajas.

0 Comentarios

Normas Mostrar