La fama

La fama

Bogotá

Estudiantes de la Plata siempre tuvo fama de ser un equipo bien trabajado en el campo del entrenamiento. Practican y repiten constantemente las jugadas llamadas con balón detenido, es decir tiros de esquina, tiros libres y se que hoy en día Hilario Navarro su arquero, trabaja mucho en los saques largos.

Tiene fama y bien ganada, desde la época de Zubeldía y su discípulo más aventajado como es Carlos Bilardo. Quizás hoy en día todos aquellos trucos, los de alfileres y los líquidos alterados con laxantes y sobre todo, distraer a los rivales, trayéndoles historias truculentas de familiares más cercanos. Todo eso, hace parte de una leyenda que nació por allá en la década del sesenta.

De aquella escuela llegaron varios integrantes, comenzando por Zubeldía y Bilardo, quienes ejercieron como técnicos principales. Eduardo Luján Manera, también inculcó ese estilo por los equipos donde pasó. Y jugadores como Togneri, Pachamé, Camilo Aguilar, “La Bruja” Verón, Ribaudo y hasta “El Flaco” Poletti como preparador físico.

Hoy es otra clase de equipo, despojado de esa herencia, aunque su estilo es de equipo práctico.

Nacional, que tendrá en el arco a Armani, está advertido de cómo se mueve el rival. Por supuesto que antes de preocuparse por lo que podrá hacer Estudiantes, tiene necesidad de aprovechar las condiciones técnicas de sus jugadores.

Sabe Nacional de su obligación de salir a proponer el partido, corriendo el riesgo de la velocidad de sus delanteros contrarios, sin caer en distracciones. El Estudiantes de hoy es muy distinto al mencionado al comienzo de estas líneas. Pero dicen que soldado advertido, corre menos riesgos.

0 Comentarios

Normas Mostrar