presentado por
Competición
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Serie A
  • Liga Chilena
Campeonato Brasileño Serie A
Avaí Avaí AVA

-

At. Paranaense At. Paranaense APA

-

José Luis Brown: “A Atlético Nacional nunca lo voy a olvidar”

Copa Libertadores | Nacional - Estudiantes

José Luis Brown: “A Atlético Nacional nunca lo voy a olvidar”

José Luis Brown: “A Atlético Nacional nunca lo voy a olvidar”

Sarah Castro

El campeón del mundo con Argentina en 1986 jugó con Nacional y Estudiantes a mediados de los ochenta. En charla con AS, recuerda con cariño su paso por el verde
Alianza Petrolera-Nacional en vivo online

Bogotá

José Luis. “El Tata”. Brown. Bron. El campeón del mundo. El pibe de Ranchos, su pueblo. El capitán de Estudiantes de La Plata. El defensor de Atlético Nacional. Ocho definiciones para la misma persona. El tipo que hizo un gol en una final del Mundial y abrazó el trofeo más codiciado del fútbol.

José Luis Brown de apodo “El Tata”, al que el técnico Carlos Bilardo le puso Bron, el que ganó la Copa del Mundo en 1986, el que nació en Ranchos a 140 kilómetros de la ciudad de La Plata, el líder de Estudiantes, el defensor que jugó en Atlético Nacional antes de la gloria. El de siempre…El que pasa al teléfono para hablar con AS Colombia y acelera su corazón cuando oye hablar del verde, de Medellín, de Colombia

“Los mejores recuerdos. Eso tengo. Yo puedo decir que cuando a mí me preguntan, ¿qué recuerdo de Medellín? Y mirá, son innumerables cosas, momentos hermosos que me pasaron en esa ciudad”, responde.

Hace unos meses se fue de La Plata para vivir en su pueblo. Por estos días está de mudanza y alejado del fútbol. A la espera de un llamado para volver a dirigir un equipo. Fue el técnico de las selecciones juveniles de Argentina (2009) cuando Diego Maradona estaba al frente de los mayores.

Cada cuatro años su teléfono arde. El tema del Mundial lo tiene como protagonista siempre. Pero esta vez siente el llamado como especial. Hablar de Atlético Nacional lo emociona. Llegó en 1983 como defensor central e hizo parte de un equipo que recitan de corrido los hinchas memoriosos.

“Los compañeros que tuve, no sabés. Una banda muy linda. Lorenzo Carrabs el arquero, Pedro Sarmiento, Luis Fernando Suárez, Hernán Darío Herrera, “Barrabás” Gómez, “Bolillo” Gómez. Es gente que la recuerdo con un cariño tremendo. Ahí también estaban los peruanos César Cueto, Guillermo Larrosa y teníamos un equipo muy interesante, a Víctor Luna lo teníamos de cuatro (lateral por derecha)”.

Nombres que estremecen, dirigidos por el uruguayo Luis Cubilla. Una formación que peleó el título mano a mano con América, que al final fue campeón.

“No me quiero olvidar algo: de la señora que nos hacía la comida en la concentración, María, una señora que la verdad la quería muchísimo, se portaba muy bien con nosotros”

Pero antes de Nacional, pasó por Estudiantes de La Plata. El rival de esta noche por el Grupo 7 en el estadio Atanasio Girardot.

¿Cuál es la sensación por el partido de Nacional y Estudiantes de la Plata, otro con el que se identifica mucho?

“Un duelo parejo. Estudiantes es un equipo que se ha terminado de armar y a mí gusto en algunas líneas tiene que tener un poco más de trabajo. Para mí va a ser difícil porque son dos clubes que yo quiero mucho. Estudiantes fue el club que me formó deportivamente, un club en el que salí dos veces campeón, donde fui capitán. El partido lo viviré con una intensidad tremenda. Cuando jueguen en Argentina quiero ir al estadio, pasar por el vestuario, saludar a “El Profe” Osorio”.

Otro referente de los dos equipos es el técnico Osvaldo Juan Zubeldía, campeón con ambos…

“Estamos hablando de una eminencia en el fútbol a nivel mundial. Yo era un chico, muy joven, cuando yo veía a los jugadores de Estudiantes, a los profesionales entrenar y como él les decía de qué manera pararse, cómo tenían que anticipar, cómo armar una jugada. Los resultados están a la vista: Estudiantes campeón de América, Estudiantes campeón del mundo, fue un grande del fútbol.

¿Qué siente un campeón del mundo cada vez que le recuerdan lo que ganó y que hizo un gol?

Ese recuerdo es imborrable para mí. Estar en la final, marcar un gol, es algo difícil de explicar. Es algo hermoso. En la historia del fútbol mundial, creo que somos 54 los que hemos hecho goles en la final del mundo. Son cosas que disfruto muchísimo, siempre entrené para llegar a eso.

¿Cómo es jugar la final del mundo con el hombro lesionado?

En mi pierna derecha tengo ocho operaciones y en la izquierda dos. De jugador quería jugar siempre. Yo jamás salí de la cancha por una lesión. En ese partido con Alemania yo tuve una luxación en el hombro derecho y no salí.

En un momento me llevé el frente de la camiseta a la boca y con los dientes hice un agujero en el centro de la camiseta, ahí calcé el dedo meñique y seguí jugando porque ni loco, ni loco me iba al vestuario”.

De Nacional se fue en 1984 con la rodilla hecha miseria por una lesión durante una gira con su selección. Se aventuró entonces por un camino de espinas que lo dejó dos años después con la medalla de campeón mundial frente a su pecho.

“El tiempo que yo pasé en Medellín…Sólo yo y mi familia sabemos lo que hemos disfrutado y lo bien que lo pasamos. Mis hijos empezaron el colegio ahí en Medellín. Hace unos años Nacional me invitó al festejo de un aniversario y no pude ir. Quiero sacarme esa espina pronto”.

Se despide con esa promesa y agradece por el recorrido express por su vida. Por la de José Luis. “El Tata”. Brown. Bron…

0 Comentarios

Normas Mostrar