Millonarios padece al Deportivo Cali: pierde 5-1

Deportivo Cali - Millonarios

Millonarios padece al Deportivo Cali: pierde 5-1

Millonarios regresó sin puntos de sus dos partidos como visitante. El Cali lo goleó 5-1 en Palmaseca con tripleta del juvenil Santos-Borré.

Aún sin calentar, casi que desde los actos de protocolo, Millonarios se adelantó en el marcador. En la primera de riesgo, Federico Insúa, cruzó un tiro libre al área de los locales, donde Cristian Nasuti metió la cabeza con tal infortunio que venció a su compañero Ernesto Hernández (3’).

Sin la conservadora línea de tres en el primer sector del mediocampo, y con ‘El Pecoso’ Castro en la zona técnica, le correspondía al Cali sacudirse, activar su laboratorio de ideas.

Rafael Santos Borré se salía del área para que otros compañeros llegaran a su posición, y Candelo aceleraba por el centro y por el costado derecho, queriendo aupar a los vestidos de verde, que rápidamente lograron la igualdad.

Y la dupla que más insistía fue la que sintonizó para el gol. Candelo picó un balón al área para Borré, quien anticipó en el salto al golero de Millonarios, y de espalda al arco la metió de cabeza (18’).

El equipo local quería ir por más. Un par de minutos después de la paridad, Vikonis ganó en un mano a mano con un Candelo líder, concentrado, encendido.

El Cali era incisivo, autoritario, y Millonarios cada vez más frágil, sometido con el correr de los minutos. Los laterales del equipo local se fueron decididos al ataque, y tras una falta sobre Helibelton Palacios, el Cali celebró la segunda anotación… Candelo la levantó al área desde el costado derecho, y Germán Mera golpeó con su cabeza el balón, que ingresó lentamente.

Aumentó el riesgo en las áreas y cuando más cerca estaba Millonarios de igualar el marcador, llegó el martillo de los locales… Silva e Insúa fallaron frente a la puerta defendida por Hernández, y en consecuencia, llegó la tercera anotación de los del ‘Pecoso’ Castro.

Tras un saque de puerta, Borré disputó por aire un balón que quedó para Harold Preciado, quien luego de controlar la pelota con el taco, definió al primer palo del arquero de Millonarios. El balón ingresó tras pegar en el vertical izquierdo (38’).

Pudo ser más amplio el resultado antes de bajarse el telón del primer tiempo, no obstante, Candelo definió apenas ancho luego de picar el balón sobre el golero del equipo visitante.

Fue un primer tiempo en el que el Cali despejó cualquier fantasma. Le sobró personalidad, fútbol elaborado, ambición para ir siempre por más.

Más voraz salió el equipo verde para el segundo tiempo. Borré recibió un balón desde el medio campo, ingresó al área y cruzó su disparo que ingresó luego de pegar en el vertical derecho de Vikonis (47’).

Y por momentos, fue un baile de salón que les concedió el Cali a los presentes en el estadio de Palmaseca. Hasta Mera lucía inspirado con la pelota. Y más adelante, el equipo era frontal, a un toque, con ataques internos y por las bandas, y arriba, Borré se mostraba inquieto, siempre lejos de la marca, controlando y después, asistiendo o disparando a la puerta.

Había conexión en los azucareros, tanto que hasta cuando la defensa espabiló apareció el golero Hernández para desviar un fuerte remate de Insúa, quien además de colaborar en la línea defensiva, buscaba filtrar balones y era el que mejor finalizaba las jugadas, en un Millonarios desequilibrado, temerario por momentos en ataque y gelatinoso defendiendo.

Cuando arreció la lluvia, el Cali disminuyó su intensidad ofensiva. No obstante, se encontró con un error de Fabián Vargas que derribó en el área a David Mendieta. Borré lanzó y convirtió el penalti (83’). Celebró con baile su tercera anotación. Notable el delantero barranquillero.

También fue notable el Cali, ganó con excesos. Tuvo respuesta de los jugadores en las diferentes posiciones, y volvió a la victoria luego de tres jornadas.

0 Comentarios

Normas Mostrar