La fórmula

La fórmula

La fórmula del agua es de fácil recordación: H2O. La mejor fórmula de este Santa Fe del comienzo de año es: Omar Pérez-Morelo. Aplicando esa maniobra de comunicación con balón, Santa Fe estuvo dos veces adelante en el marcador, ante el bravísimo Cúcuta, empujando por su caudalosa afición. Esta vez, para señalar la irregularidad de los arqueros, Róbinson Zapata estuvo flojo de manos y los rebotes que le ofreció a Cúcuta, significaron los dos goles de los Motilones.

Por pasajes del segundo tiempo, Santa Fe se notó cansado, sin reacción y por eso el Cúcuta se apoderó del campo y presionó, sin claridad, tanto que los delanteros titulares, Lazaga y Jiménez dejaron sus puestos y quienes ingresaron, especialmente Cangá , más allá del gol, estuvo enredado y empujando con desorden.

Otra fórmula válida para los equipos de Bogotá, es comenzar a ganar, como lo consiguió Millonarios para notar la gran respuesta de aficionados que colmaron El Campín, importando poco el nombre del rival. Los hinchas azules estaban en abstinencia futbolística, respondieron y se marcharon contentos por el resultado y por la manera como encaró el partido.

Santa Fe y Millonarios saben de las exigencias de sus seguidores y solo sostenerse en senda ganadora es la fórmula para garantizar solidez y respaldo económico.

Y en esta jornada, quedó demostrado que hoy en día, nadie gana de camiseta, ni los rivales se amilanan por las historia. La respetan pero salen a enfrentar el asunto con atrevimiento, desparpajo. Ese fue lo visto en Cúcuta, donde el local se plantó cara a cara delante del actual campeón. De hecho se notó la falta de Daniel Torres y tendrá Gustavo Costas que ubicar un jugador capaz de ayudar a Pérez, para que este disponga de libertad para hacer lo que mejor sabe. El pase-gol. Arias, Seijas, el mismo Anchico, están para sostener el andamiaje cardenal.

0 Comentarios

Normas Mostrar