Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Colombianos por el mundo

Cristian Montaño cuenta la pesadilla que vivió en Inglaterra

A finales del 2013, el delantero colombiano fue suspendido sin pago del Oldham tras ser acusado injustamente de amaño de partidos.

Cristian Montaño cuenta la pesadilla que vivió en Inglaterra
Oldham Athletic página oficial

Cristian Montaño, jugador colombiano quien en 2013 fue expulsado del Oldham de Inglaterra por supuesto amaño de partidos, afirmó para la BBC que tiene intenciones de demandar a su exequipo por la forma en que lo trataron hace dos años.

El delantero de 23 años fue uno de los 13 jugadores que fueron arrestados por amaño de partidos en noviembre de 2013. El diario 'The Sun on Sunday' aseguró que Montaño había forzado una tarjeta amarilla a cambio de recibir dinero de apuestas en un partido frente al Wolverhampton. El colombiano nunca fue propiamente acusado y el caso, eventualmente, fue desechado.

“Ha sido muy duro para mí. Hubo momentos en donde no he podido parar de llorar, cuando creí que mi vida había acabado. Ahora toda esta pesadilla ha terminado”, le dijo el colombiano a la BBC.

Montaño llegó al Oldham proveniente del West Ham United en 2012, y en donde jugó 48 partidos y marcó cuatro goles. Sin embargo, a finales de 2013, cuando se iniciaron los alegatos en su contra, el club lo suspendió sin remuneración antes de que terminara su contrato.

La pesadilla

Montaño recuerda la mañana cuando todo comenzó: “El técnico del Oldham, Lee Jonhson, me llamó y me dijo: ‘¿Estás viendo lo que yo estoy viendo?’

“Yo estaba en Londres y le dije que quería ir a Manchester a hablar personalmente las cosas. Me dijo que iba a ir a mi casa en Manchester y le respondí que me parecía muy bien. Pocos minutos después me llamó el presidente del club y me preguntó dónde estaba”.

Montaño continúa la historia: “Le respondí al presidente que había hablado con el entrenador y que no íbamos a encontrar en Manchester. Él me respondió: ‘Eso está muy bien, pero ¿en dónde estás?’. Le dije que en la casa de mi tío en Londres y colgó. Al poco tiempo llamó otra vez para preguntarme en dónde estaba. Le dije que en Londres y seguía insistiendo ‘sí, pero ¿exactamente, en dónde? Le di la dirección y me fui a bañar. Apenas salí de la ducha había una patrulla de policía esperándome afuera”.

Montaño estaba sorprendido, pues el presidente y el entrenador eran los únicos que sabían dónde estaba: “En ese momento solo podía pensar una cosa, ¿por qué?”, agrega.

El colombiano también describió la forma en que se enteró que había sido suspendido sin remuneración del club: “Cuando salí de la estación de policía mi novio entró a Twitter y me leyó los comentarios. Ellos no tuvieron la decencia de decirme en la cara que me habían suspendido, tuve que enterarme por las redes sociales. Nunca me dieron explicación alguna”, cuenta Montaño.

El delantero tuvo que explicarle a la policía que nunca había recibido dinero por arreglar un partido: “Ni en un millón de años habría pensado recibir dinero por apuestas”, afirma.

El malestar continúa

Montaño no oculta la molestia que sintió cuando se enteró de que el Oldham había iniciado conversaciones para contratar a Ched Evans, quien había salido recientemente de prisión acusado de violación: “Yo nunca fui condenado por nada. Hubo acusaciones, pero se demostró que yo era inocente. Pero después ellos comienzan a hacer la gestión para contratar a Ched Evans. No tiene ningún sentido”.

Al no encontrar oportunidades en el Reino Unido, Montaño regresó a Colombia para jugar en el América de Cali, en donde ha estado los últimos seis meses. Ahora, espera la oportunidad de regresar a Inglaterra para jugar en el fútbol de ese país: “Estoy dando todo de mí para regresar y, ojalá, en el futuro cercano, pueda jugar al fútbol en Inglaterra, empezar de nuevo”, finalizó el colombiano.