Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

América: ascendiendo en dudas

Actualizado a

Hoy aquel equipo llamado como “la pasión de un pueblo” pasa por una crisis, que ni el peor de los “diablos” merece. Pero como llegó aquel equipo que saliera 4 veces subcampeón de la Copa Libertadores y 13 veces campeón de la liga colombiana, a ser uno más de segunda división? Se dice que todo lo que se hace se paga, pero esa frase sólo se aplica para el América, si tenemos en cuenta que de los equipos grandes con pasado oscuro, fue el único que cayó a la que se considera, la enfermedad terminal de quienes han estado vinculados con el negocio del narcotráfico, la célebre “lista Clinton” que desde el momento de su creación en 1995, incluyó al América, congelando cuentas, bloqueando transacciones, impidiendo gestiones comerciales de los que depende cualquier club para sobrevivir, y por supuesto impregnando al equipo de una reputación para nada conveniente, que lo llevó a un debilitamiento en su estructura corporativa y deportiva, hasta el punto de descender en el 2011.

Oreste Sangiovanni asumió entonces el mando del equipo, se convirtió en héroe, porque empezó a apostarle no sólo al ascenso, sino también a la salida del equipo de la lista que manchaba su nombre, y lo logró. En el año 2013, el 3 de abril, América era libre, la OFAC certificó que no había razón para mantener al equipo en el bloqueo. Pero lo que empieza bien no siempre termina bien; Oreste Sangiovanni decidió asumir el control deportivo del club, y con la buena intención de devolverle su gloria al equipo trajo técnicos como Eduardo Lara, ex DT de Colombia, y quien ya había ascendido al Quindío, el resultado? Fracasó. Contrató después a Diego Umaña, último técnico campeón con América en 2008, un hombre inteligente, pero ansioso, que no sólo no pudo repetir su éxito anterior, sino que dejó muy mala imagen de quien había sido ídolo un día, el resultado: Fracasó. A partir de ese momento la mentalidad de los directivos de América también descendió, empezaron a estructurar un proyecto literalmente de segunda, con jugadores sin experiencia, con un técnico como JJ López, que había venido de fracasar en Universitario de Popayán, y Depor de Agua Blanca, es decir desafiando toda lógica. El resultado? Fracaso y humillación.

De Lara a Umaña, de Umaña a JJ López, y de JJ a un técnico que de seguro, ningún hincha esperaba en el equipo, el polémico, y exitoso (tiempo atrás) Luis Agusto “el Chiqui” García, quien prometía milagros, con una nómina de jugadores que de seguro, sólo le alcanza para ser la base de un segundo equipo, y que al final terminó por fracasar en dos oportunidades, primero en los cuadrangulares de diciembre y después en el polémico cuadrangular de ascenso, que aumentaba el número de equipos de la liga A, de 18 a 20, pero nada logró, la Mechita había sido utilizada para trapear el piso, bofetadas de dolor contra una hinchada que contra toda corriente, creyó que un equipo pasaría del fracaso al éxito en un mes, y que sin reforzarse, pasaría por encima de los que durante el año le pasaron por encima. Hoy el futuro de América es tan incierto como la mentalidad de sus dirigentes, que no comulgan con el hincha, que ignora el comentario popular, que desconoce la grandeza de un escudo que alguna vez tuvo pintado a un diablo, y que ahora aguanta todas las diabluras.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?