Estás leyendo

Santa Fe visita un estadio con tradición y un premio Oscar

Huracán vs Santa Fe

Santa Fe visita un estadio con tradición y un premio Oscar

Santa Fe visita un estadio con tradición y un premio Oscar

http://www.cahuracan.com/estadio-tomas-a-duco/

Patrimonio histórico de Buenos Aires, en el estadio de Huracán se grabó una escena de una película ganadora del Oscar. Además es su fortín en esta Sudamericana.

Barrio, fútbol al pie, tango y nostalgia, acompañaron al estadio de Huracán, Tomás Adolfo Ducó, hasta el 2007, cuando la legislatura de Buenos Aires, lo nombró Patrimonio Histórico y de Protección Estructural de la Ciudad.

"Club Atlético Huracán, declarado Sitio de Interés Cultural, por ser símbolo de la memoria de Parque de los Patricios”, se lee en la placa conmemorativa que oficializa la mención de esta construcción de estilo art-decó de 1939. Su fachada blanca dominada por amplios ventanales lo hace conocido como El Palacio. Tiene capacidad para 43 mil espectadores.

Símbolo porteño y orgullo del barrio de Parque de los Patricios al sur oriente de la capital argentina, se hizo famoso en el mundo porque en sus tribunas se rodó una de las escenas de la película “El secreto de sus ojos”, ganadora del Oscar como mejor película extranjera en 2010.

“Lo eligieron por la forma que tiene, por las tribunas grandes; entran unas 18 mil personas en cada cabecera y ahí se grabó una escena determinante en esa película”, explica Nicolás Migliavacca, periodista que cubre Huracán para el Diario Olé.

El Ducó hace parte del sentimiento del hincha de Huracán. Fue ahí donde disfrutó de la mejor campaña del club, la del título en 1973. Dirigido por César Luis Menotti hizo del buen juego su manera de respetar al fútbol. Una gesta que sobrevivió por 41 años en los que caminó entre descensos y que se mantuvo en pie por la nostalgia contagiosa que recorre las calles del barrio.

“El hincha de Huracán es barrio, es uno de los barrios más porteños que existen. Somos añejos, veteranos, amantes del tango porque en estos barrios se oye mucha de esa música, como si fuera el año 40. Esta es una de las pocas canchas donde en el entretiempo, mientras los jugadores descansan, ponen tango por los parlantes”, agrega el periodista y técnico Adrián Magnoli, nacido en la zona, fanático del club, ahora radicado en Bogotá.

Los logros deportivos de Boca Juniors en La Bombonera y de River Plate en el Monumental, opacaron el lugar que le corresponde a El Palacio en la historia futbolística de Buenos Aires. Pero la pelota extraña y no olvida. En el último año, Huracán ganó la Copa Argentina, regresó a la primera división, le ganó a River la Recopa local y jugará la final de la Copa Sudamericana frente a Santa Fe.

“Es el estadio más simbólico de la porteñidad, del vínculo con una identidad barrial con Parque de los Patricios, tiene vínculo con el tango. Cuando uno entra al estadio, parece estar entrando a otro fútbol, a un fútbol de otro tiempo. Tal vez por eso es que Sacheri y Campanella lo eligieron para escenificar un tiempo, en la década del 70, en la película de “El secreto de sus ojos”, destaca Alejandro Wall, periodista y escritor de Buenos Aires.

Huracán también hizo de su estadio un fortín en esta Sudamericana. Ganó tres partidos ante Tigre (1-0), Sport Club de Recife (3-0), Defensor Sporing (1-0) y empató ante River Plate (2-2) en el juego en que clasificó para la final.

Barrio, fútbol al pie, tango, nostalgia, patrimonio, cine, acompañan al estadio Tomás Adolfo Ducó en este 2015, en el que ahora reclama la gloria internacional.

0 Comentarios

Para poder comentar debes estar Registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?

También te puede interesar