Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

TOUR COLOMBIA

Cavendish: “Los sprinters no somos buenos para el ciclismo”

El británico habló con AS Colombia en la previa del Tour Colombia sobre su carrera, su documental, lo que más ha disfrutado en el ciclismo y su estadía en Colombia.

Paipa, BoyacáActualizado a
Cavendish: “Los sprinters no somos buenos para el ciclismo”

Tiene 165 etapas ganadas en toda su carrera. 34 de ellas en el Tour de Francia, 17 en el Giro de Italia y 3 en la Vuelta a España. Tiene un campeonato mundial, dos camisetas verdes del Tour de Francia y un monumento, la Milano Sanremo. También tiene 38 años y sigue estando vigente entre los mejores embaladores del mundo. Aún así, también tiene una historia de momentos difíciles, de superación. Y tiene un regreso como el de pocos. Algunos lo veían como excilcista, pero él volvió para batir récords.

La vida de Mark Cavendish no ha sido fácil. Tuvo un momento de gloria, otro de caída y otro de redención. La caída fue dura, la mente le jugó una mala pasada y tuvo que enfocarse en su recuperación. Pero el deporte fue parte de su salvación. Parte de su recuperación. Por eso, llegó a su vida el documental en el que se animó a contar esa parte difícil, la que nadie había visto.

Aunque él no quería ni había decidido hacer el documental con Netflix, finalmente se dio cuenta de que podía ser una voz para los que estaban pasando lo mismo que él, para los que tenían la carga de la depresión y luego de que sus seguidores y más personas vieron su ejemplo, no se arrepintió. Contar su verdad lo liberó de la presión.

Después de eso, regresó al Deceunick Quick Step, allí Patrick Lefevere lo acogió de nuevo y aunque hubo críticas con su regreso al equipo belga, él supo callarlas todas. En 2021 corrió un Tour de Francia inolvidable. Ganó cuatro etapas y se llevó la camiseta verde de la clasificación por puntos. La leyenda del ave Fénix se repetía, la leyenda de los embalajes llegaba a 34 victorias en la carrera más importante del mundo. Un número para no pasar por alto, las mismas victorias que Eddy Merckx. Solo le falta una para superarlo.

Lo intentó en el 2023, pero ya con la camiseta del Astana, pues el Quick Step no lo llevó al Tour del 2022. El equipo kazajo le dio la oportunidad de intentarlo, pero una caída en la mitad de la carrera lo impidió. Aunque el 2023 iba a ser el último año de su carrera deportiva, Cavendish decidió que probaría un año más. Toda esta historia lo trajo al Tour Colombia, el lugar que escogió para comenzar su temporada 2024.

Su visita al país lo llevó a hablar con AS Colombia. El corredor habló de su documental, de su carrera, de recuerdos, de su tarea como embalador, de la pista, de la carretera, de Fernando Gaviria, de Santiago Umba y Harold Tejada. Esto fue lo que nos dijo la gran figura del Tour Colombia.

¿Por qué decidió contar en el documental una parte tan difícil de su vida?

“La verdad es que yo no decidí hacer el documental, llegó por casualidad. Soy muy afortunado de tener una carrera exitosa, finalmente lo hicimos y creo que mucha gente se identificó y eso es muy importante y me hizo muy feliz”.

Tal vez mucha gente estaba viviendo su misma situación...

“Tu no te das cuenta de lo que vive la gente, no lo deseo a nadie, realmente no es bueno pasar por eso, pero creo que en algún momento fue una plataforma en la que podía hablar y en la que la gente podía escuchar y es un buen lugar para estar”.

¿Por qué cree que la personalidad de los embaladores es diferente a la de otros ciclistas?

Creo que los sprinters podemos ir rápido al final de las carreras, teóricamente nosotros no somos buenos para el ciclismo, el resto del deporte es muy duro. Tu amas eltiempo en el que finalmente lo puedes hacer, el final es todo, tu sabes. Realmente nosotros no deberíamos pertenecer al ciclismo (risas), pero es bueno poder ganar. Al final el sprint es la única parte del ciclismo que todavá tiene mucha táctica y que envuelve el instinto, no es solo números en un computador, es acerca de pensar y eso es lo que amo del ciclismo y de embalar

Es decir ¿Odia la montaña?

No, no odio la montaña, solo no voy tan rapido como otra gente. Todos aman a la montaña, sabes. Yo solo voy más lento en comparación de otra gente

¿Cuál ha sido el momento de su carrera que más ha disfrutado?

“No lo sé. Realmente he sido muy afortunado. He estado en equipos increíbles, con gente increíble, he estado corriendo por al menos 20 años y ha sido bueno. Pero creo que especialmente cuando Bradley Wiggins ganó el Tour de Francia, como embalador nunca pensé estar en un Tour de Francia en un equipo ganador, sabes. Pensaba, ‘mi equipo ganó el Tour de Francia y yo estaba ahí'. Bradley y yo somos como hermanos, somos muy cercanos, crecimos juntos, él ganó el Tour y Froome fue segundo y yo estaba en la camiseta de campeón del mundo y Bradley con la camiseta amarilla fue muy especial el momento. Imagina eso sería como si Nairo liderara a Fernando Gaviria en los Campos Elíseos, así como eso sería en Colombia, lo fue para mí”.

A propósito ¿Qué recuerda de ese gran momento del ciclismo británico en el que ganaban todo?

“Fue un buen lugar para estar. Particularmente por la gran cantidad de gente que comenzó a practicar el ciclismo en el Reino Unido. Puede que lo hayan empezado para competir o para divertirse o para mentenerse en forma o las familias saliendo a montar juntas. La cantidad de gente con bicicleta después de eso fue asombroso, relamente hacía que se sintiera bien en el corazón. Fue algo muy bueno”.

¿Qué ventajas o desventajas puede tener un embalador de 38 años?

“Claramente la velocidad natural no es lo que solía ser en mí, pero por otro lado la experiencia ganada es mucho más de lo que solía ser. Cada año gano más experiencia y eso puede ser un balance. Tengo mucha suerte de que he sido capaz de adaptarme, el ciclismo ha cambiado y más para los sprinters en cada año, tengo grandes competidores y he podido aprender de ellos, de los chicos más jóvenes, ellos me enseñan mucho”.

Entrenamiento en Colombia para la temporada

¿Específicamente qué trabajó en el campamento de altura no solo para el Tour Colombia sino para la temporada?

“Bueno, la verdad solo hice entrenamiento de base, fue en enero apenas, está todavía muy temprano, no hay mucho por hacer en la altura excepto base. Montar en tu bicicleta, montar en tu bicicleta, montar en tu bicicleta y realmente lo disfruté, este es un bonito lugar para montar tu bicicleta, tuvimos un buen tiempo con el equipo y estoy entusiasmado por terminar el tiempo aquí compitiendo en el Tour Colombia”

Realmente fue tan difícil, usted dijo que no pudo respirar...

“Estuvimos en Medellín por una semana y estábamos bien, fuimos capaces de adaptarnos pero sí fue duro para mi, la verdad. Nunca había estado en la altura, pero fue bueno porque los técnicos y el staff saben qué hacer y hacen todo para que nos podamos adaptar de la mejor forma posible”.

¿Qué hacían en esos momentos?

“Solo estoy bromeando y siendo dramático (risas). Otros equipos vinieron a la carrera y solo lo hicieron con dos días de anticipación, la verdad no siento pena por mí”.

Fernando Gaviria y Michael Morkov

¿Cómo es su relación con Fernando Gaviria?

“Cuando conocí a Fernando la primera vez fue en San Luis en Argentina, estábamos listos para correr y está este colombiano pequeño y fue (señal de ir muy rápido) con mucha superioridad, mucha superioridad y ya lo había visto correr en el velódromo, creo que ya era campeón mundial en el velódromo, pero yo no reconocía su cara y me vencío, él absolutamente me aplastó y lo hizo creo que dos o tres veces más, finalmente en la última etapa lo pude vencer. Después él fue a mi casa luego del Mundial en Londres, pero no hablaba nada de inglés y era tímido, pero verlo crecer ha sido lindo. Ya conocí a su papá y a su abuelo y fue muy bonito, recordarlo y haberlo visto desde que era un niño es muy especial”.

¿Cree que Michael Morkov ha sido su mejor lanzador?

“He tenido muy buenos corredores junto a mi en los sprints, he sido muy afortunado en cuanto a eso. No solo corredores sino buenas personas también. Y Michael y yo hemos corrido desde que tenemos 14 años, realmente nos conocemos el uno al otro, los dos fuimos campeones tres veces en el velódromo, él es muy inteligente, gentil y eso es lo que necesitas en alguien que te lidera, siempre puedo confiar en él, siempre confío en el camino que tomará, en la vía que voy a seguir, me ha liderado en muchas, muchas victorias para mí y eso no es casualidad. Tengo mucha suerte de que estemos juntos de nuevo. El ronca, en el cuarto él ronca, siempre me despierta, tengo que usar audífonos (risas)”.

¿Cómo recuerda su victoria en la última etapa del Giro con Geraint Thomas lanzándolo?

“Eso fue hermoso. Había pasado por todo el Giro, estaba enfermo, había tenido realmente un tiempo duro, pero valió la pena, fue chistoso porque hoy en día no hay realmente una grupeta en ciclismo, cada uno iba tan lejos como pudiera y habíamos pasado cada ascenso durante tres semanas y, por supuesto, no tienes la misma energía y tuve mucha fortuna de tener un gran equipo conmigo a través de la montaña, tuvimos días largos y sabíamos lo que teníamos que hacer. Estaba muy feliz de haberlo hecho porque ese final al frente del Coliseo Romano fue una manera muy especial de terminar el Giro de Italia en mi carrera, no creo que haga el Giro de nuevo y terminarlo así fue muy especial, espcialmente porque ese final era el que quería en cada Giro que empecé y terminarlo con esa foto realmente significa mucho para mí”.

Su decisión de no retirarse y las etapas del Tour de Francia

¿Cuándo decidió que el 2023 no iba a ser el año del retiro?

“Bueno, me tomó un tiempo. Alex Vinoukourov, mi jefe, campeón olímpico en Londres, él me preguntó directamente cuando regresé del hospital. Pero realmente me tomó un largo tiempo para decidir, y había subidas y bajadas, algunos días que estaba arriba y otros que absolutamente, tu sabes. Tuve muchas emociones durante mi rehabilitación de la lesión, pero finalmente cuando adquieres forma y disfrutas montar tu bicicleta fue una decisión fácil. Disfruto montar en mi bicicleta como trabajo”.

¿Qué piensa de hacer historia, como la podría hacer este año en el Tour de Francia?

“No lo sé. Ya tengo el récord al lado de Eddy, es claro que si voy al Tour es a ganar, pero también si fuera profesional el otro año y voy al Tour sería para vencerme a mi mismo si gano este año, no cambia nada. Solo quiero dar lo mejor, soy muy afortunado de seguir haciendo esto como un trabajo que amo y quedar en el libro de historia del ciclismo, cuando tenía 12 años era algo que quería llegar a hacer y soy muy afortunado de tener la oportunidad de intentarlo”.

¿Se ve a usted mismo como una leyenda del embalaje?

“No me corresponde a mi pensarlo o decirlo, lo único que trato es inspirar, muchas veces hay gente que me dice, ‘llegué al ciclismo gracias a ti’ y es una cosa muy bonita cuando la gente dice eso y es por eso que trato de inspirar”.

Los colombianos del Astana

¿Qué piensa de Santiago Umba?

“Lo amo. La otra vez estuvimos en su tierra natal con su familia, fue muy lindo. Él realmente me acuerda de Julian Alaphilppe, sus maneras, me acuerda de Julian cuando comenzó a ser profesional, muy inteligente, con mucha confianza. Estoy impresionado porque al principio no hablaba nada de inglés y ahora él trata de hablar, realmente está aprendiendo, lo está intentado y eso realmente significa mucho. Amo a ese chico. Y Harold, amo a Harold, él es tan tranquilo, ‘tienes que venir a Medellín’, ‘te gustó Medellín’, lo amo”.

¿Usted sabía que es el ídolo de Santiago?

¿De verdad? No. No lo sabía. Me da mucha emoción. Eso es muy tierno.

¿Y qué opina de lo que podría ser su futuro en el equipo?

“Es muy bueno, Así no hubiera sido con nosotros hubiera ido a Europa, también puede embalar, hicimos un sprint en Medellín y me ganó. Puede hacerlo también, todavía es joven, tu sabes sin presión, aprendiendo, como Julian Alaphilippe, aprendiendo”.

¿Qué opina del ciclismo colombiano?

“Es grande ¿cierto? Es increíble. Le rogamos al entrenador para ver los Campeonatos Nacionales, no pudimos ir nos tocó verlos desde otro lado, quería ir, no puedo esperar para sentir la atmósfera de una carrera, es impresionante. Tuve muchos corredores colombianos en el mismo equipo y ahora puedo entender porque es duro para ellos estar lejos de casa en Europa, pero ahora veo lo que es Colombia”.

Y con los que ha podido compartir en Europa, Egan, Nairo, Rigo...

“He tenido muchos compañeros colombianos. A Rigo lo tuve como compañero hace 10 años, es genial. Álvaro (Hodeg), él es realmente muy buen amigo, es de las mejores personas que he conocido, es un muy buen ser humano y con un increíble corazón, quisiera que fuera mi compañero otra vez, todos mis compañeros colombianos han sido geniales, bueno, excepto uno que no voy a decir quien es”.

¿Nos contó ahora que había comido algo raro en Colombia?

“Unas maracuyas muy grandes, no se encuentran así en Europa. Es la fruta favorita de mi hija y se la perdió. Y no puedo recordar su nombre, es un plato típico, es con carne y fríjoles”.

¿En Medellín? ¿Bandeja Paisa?

“Eso, bandeja paisa”

¿Y le gustó?

“Sí, Harold me dijo, ‘Mark tienes que comer esto de almuerzo porque después no lo vas a poder comer’.

FInalmente ¿Le gustaría enviar un mensaje a sus seguidores colombianos?

“Hola amigos, gracias por todo aquí en Colombia. (Manda beso) Te amo Colombia”.