Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

SELECCIÓN COLOMBIA

¿Cómo jugó la Selección Colombia ante Corea?

Un primer tiempo para el olvido y una segunda parte de reivindicación, así fue el primer partido amistoso del año del equipo nacional que terminó con un empate 2-2.

Actualizado a
¿Cómo jugó la Selección Colombia ante Corea?
Chung Sung-JunGetty

La Selección Colombia enfrentó a Corea en su primer amistoso del año y en el juego más difícil para el equipo nacional desde que comenzó la era de Néstor Lorenzo como técnico. En el primer tiempo, el rival fue superior en todas las líneas, superó a Colombia en físico y fútbol y no permitió que reaccionara.

Colombia comenzó con un 4-2-3-1 con cuatro jugadores en defensa que se conocen y un ataque que había dado resultados en otros partidos con James por el medio, Valoyes y Carrascal como extremos y Rafael Santos Borré como nueve de área.

Matheus Uribe y Kevin Castaño fueron los mediocampistas de primera línea escogidos por Lorenzo para dar el equilibrio en ese sector de la cancha. Sin embargo, de allí nacieron los errores que mostró el equipo en la primera parte, en donde nacieron las opciones más claras de Corea y uno de los goles del equipo local.

En el segundo tiempo todo cambió. El equipo nacional consiguió empatar y mejoró en varios aspectos, sobretodo en la salida, equilibrio y asociación.

¿Qué pasó en el primer tiempo entre Colombia y Corea?

Desconcentración ante la presión

El primer gol de Corea llegó tras un error de la defensa de Colombia, específicamente de Johan Mojica que tras una mal entrega dejó mal ubicado al arquero Camilo Vargas que no alcanzó a llegar a su arco para evitar la anotación. El gol llega por la mala decisión de Mojica, pero esta es generada por la presión alta que el rival impuso desde los primeros minutos. El ataque coreano se dio cuenta de las imprecisiones de la defensa colombiana y aprovechó la desatención. el balón quedó en los pies de Son que marcó sin dudarlo.

Desequilibrio en el mediocampo

Matheus Uribe y Kevin Castaño no le dieron a Colombia lo que se espera de dos volantes de primera línea, aportar en defensa colaborando en la salida, ni conexión con los hombres de ataque. No tuvieron indicaciones claras de lo que debían hacer y con Castaño tirado un poco mas hacia adelante en algunos tramos del partido, Uribe no pudo tener un buen desempeño en marca en la que tuvo que trabajar mas, fue superado y algunas veces, con desesperación, cometió faltas innecesarias. Castaño generó el segundo gol de Corea con una falta en la que se vio superado en físico y potencia. Fue en ese sector en donde se evidenciaron mas los espacios entre líneas y en el que Corea jugó sin presiones.

Desconexión entre la línea de tres y Santos Borré

Colombia creó solo una jugada de gol en todo el primer tiempo. Solo una vez le llegó el balón a Rafael Santos Borré que intentó por medio de un cabezazo. La defensa coreana se paró bien y generó la desconexión entre los extremos y el delantero. Kim Jinsu, Kim Minjae e Inbeom, fueron los baluartes de la defensa local durante la primera parte.

¿Qué hizo Colombia en el segundo tiempo ante Corea?

Líneas adelantadas y uso de las bandas

Colombia entró en el segundo tiempo dispuesto a empatar y lo logró rápidamente. Lorenzo adelantó líneas y como lo hizo Corea en el primer tiempo, utilizó la presión alta en pocos minutos para llegar al gol. La resistencia de Valoyes y su asociación con James, además, por primera vez en el partido la salida de Muñoz por la banda, generaron los dos goles con los que el equipo nacional consiguió el empate. El juego de los laterales, especialmente de Muñoz, fue importante en toda la segunda parte.

Cierre de espacios entre líneas y reagrupamiento

Colombia fue un equipo mas compacto, con mas presencia de los mediocampistas de primera línea, esto no solo fue bueno para Colombia sino que Corea lo sintió y esto hizo que bajara su rendimiento, que perdiera el balón y que no supiera como reaccionar ante el ataque del equipo nacional. Se mejoró en los relevos entre Uribe y Castaño y, estos tuvieron apoyo en Jorge Carrascal y Diego Valoyes que tuvieron sacrificio en defensa.

Presencia ofensiva y conexiones

Al reagruparse con mas facilidad y efectividad, la presencia ofensiva fue mas visible y frecuente en el arco de Seunggyu. El recurso de la banda derecha, la asociación entre Carrascal, Valoyes y James y luego con Arias que entró por Rodríguez, hicieron que la defensa coreana flaqueara y ya no tuviera la misma fortaleza que en la primera parte. Faltó más definición para conseguir el gol de la victoria.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?