Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

FÚTBOL COLOMBIANO

El legado de Ricardo Ciciliano sigue vivo a través de su escuela

Alexandra Herrera, esposa del fallecido jugador, mantiene vivo el sueño del '10' de seguir formando futbolistas y ayudarlos a través del deporte.

Actualizado a

Domingo 21 de diciembre de 2003, tras los 90 minutos y el alargue, la final entre el Deportivo Cali y el Deportes Tolima se definió desde los penales y fue el equipo de Luis Augusto 'El Chiqui' García el que se coronó campeón de la Liga Colombiana, primer título para el vinotinto y oro, primer título para Ricardo Ciciliano. El barranquillero es uno de los jugadores más destacados de los últimos años  y que sin duda dejó una huella en el FPC. 

El 17 de septiembre de 2020, a sus 43 años, Ricardo falleció a causa de una neumonía en la ciudad de Barranquilla y su partida generó un enorme impacto entre sus seguidores. Clubes, Federaciones, jugadores, directores y seguidores despidieron a uno de los últimos '10' innatos que tuvo el fútbol colombiano, un jugador con un enorme talento, clase y sobre todo, magia. De esos futbolistas que dejaba todo en la cancha y era el líder en el que se apoyaban sus compañeros. 

Tras su partida, el legado futbolístico de Ricardo Ciciliano quedó, no solo en el recuerdo de los hinchas y de esos que sueñan tocar la pelota como él lo hacía, también en la escuela de fútbol que creó en Soledad, donde soñó con poder darle la oportunidad a muchos jóvenes de cumplir ese objetivo de llegar a ser  profesionales y que hoy en día se mantiene vigente gracias al arduo trabajo que realiza su esposa, Alexandra Herrera. 

"Continuar con el proyecto ha sido un poco difícil por ser mujer, porque manejarse en el medio de tanto hombre ha sido un poco complicado, pero las faltas de ganas nunca han estado y ahí seguimos", aseguró a AS Colombia. 

Ampliar
Pablo FigueroaAS Colombia

"Ricardo no puede ser olvidado"

Alexandra Herrera tuvo que lidiar con la inesperada partida de su esposo y con su embarazo, pues Ricardo Ciciliano se fue sin conocer a su hijo, Massimo. Ella, con el pasar del tiempo, volvió a tomar fuerzas y retomó el proyecto de la Escuela Ricardo Ciciliano, que también se vio afectada no solo por el fallecimiento del exjugador, sino por la pandemia. Fueron muchos meses sin que la pelota pudiera rodar entre los sueños de estos jóvenes. 

"Mantener la escuela es como querer ayudar, nosotros trabajamos con población más vulnerable que la de Barranquilla y tratamos de cumplirle el sueño a los niños, sacarlos del ambiente en el que viven, algunos bastante pesados, y darles la oportunidad de que estén entrenando y jugando, ese es el propósito de continuar con la escuela, los niños", Afirmó.

Alexandra cuenta en la escuela con alrededor de 60 niños en diferentes categorías, los ayuda e incluso les colabora en cuestiones fuera de lo futbolístico. En ocasiones ha tenido que sacar de su propio bolsillo para darles desayuno, almuerzo o para los transportes. Todo este esfuerzo lo hace para mantener vivo el legado deportivo de su esposo y para que su sueño no se apague.

Ampliar
CortesíaEscuela Ricardo Ciciliano

"Ricardo no puede ser olvidado, para mí no puede ser olvidado y esto es una manera de continuar con el legado de sus sueños"

Alexandra Herrera

Este proyecto inició cuando Ciciliano, tras ayudar a dirigir la escuela deportiva de unos compañeros, tomó la decisión de crear la suya y hace siete años se convirtió en una realidad. Comenzó con niños de categorías del 97', 98' y con el pasar del tiempo se fueron añadiendo las categorías más pequeñas, las que hoy en día se mantienen y tras superar la crisis sanitaria generada por el coronavirus, Alexandra Herrera decidió retomar el proyecto. "Ya estaba un poco más recuperada del nacimiento de mi hijo, me sentía con más fuerza y retomé". 

"Tratar de ganarme el lugar y el respeto de los compañeros de trabajo, como profesores y otras personas de la escuela me costó al principio, pero ya soy reconocida como la persona que está a cargo de la Escuela Ricardo Ciciliano", aseguró. 

"Su sueño era sacar jugadores profesionales"

"A título personal, mi manera de mantener el legado de Ricardo Ciciliano, son mis dos hijos, hacerlos dos hombres de bien, que lo que quieran ser lo hagan de la manera correcta, si quieren ser futbolistas o lo que ellos decidan ser, pero que lo hagan con respeto a la gente. A nivel futbolístico, qué bueno sería que de la escuela Ricardo Ciciliano puedan salir buenos jugadores y que los reconozcan que son de ahí, porque ese era su sueño, sacar futbolistas profesionales", afirmó Alexandra.

Además agregó que, "queremos que le pongan ganas, que le pongan disciplina, antes de que sean jugadores que aprendan a ser personas. Que se fortalezcan en eso, en la calidad de personas en la que pueden convertirse. Que puedan ocupar su tiempo y espacio en algo que realmente es bueno, como es el deporte".

Eliecer Lara es uno de los entrenadores del equipo, lleva en la escuela desde que se fundó y conoció a la perfección cuál era el sueño de Ciciliano con los futbolistas y con el proyecto deportivo. Afirma que la escuela, "tiene la esencia de lo que era como jugador, calidoso, aguerrido, que luchaba y que peleaba, que nunca se daba por vencido y siempre dejaba todo en la cancha".

Ampliar
Pablo FigueroaAS Colombia

"Qué bueno poder sacar jugadores como Ricardo y para eso tengo un gran equipo de trabajo que son mis entrenadores"

Alexandra Herrera

"Siempre fue el ejemplo a seguir, era la cabeza visible, la persona reconocida por su buen fútbol y por el trato con los muchachos, por lo que inculcaba y eso queda en la esencia de la escuela como tal, lo que queremos buscar en los jugadores y cómo lo queremos formar y lo que debe tener un jugador de Ricardo Ciciliano", afirmó. 

También destacó el trabajo que realiza Alexandra al ponerse al mando de la escuela deportiva y aseguró que ella, "lo hace porque está en su esencia, ella como fundadora, a la mano de Ricardo, le duele los muchachos, le duele el proyecto. Apoyo total para ella y siempre en agradecimiento porque nunca nos dejó de lado y nos tuvo en cuenta para el proyecto".

Ampliar
Pablo FigueroaAS Colombia

"Es mucha responsabilidad, hay que llevarlo siempre en alto"

Camilo Bolívar es uno de los jugadores del equipo de Ricardo Ciciliano desde hace más de dos años, para él, estar en la escuela del exjugador del Deportivo Cali, Millonarios y Junior es una gran responsabilidad y trabaja para mantenerla siempre en alto. 

"El legado que nos dejó fue que siempre dejaba todo dentro de la cancha, nunca se daba por vencido y siempre le metía corazón al equipo donde estuviese".

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?