ELCHE 0-ATLÉTICO 1

El penalti errado que salva al Atlético y a Llorente

Oblak se adelantó y ninguno de sus pies pisaba la línea de meta. Fidel lanzó al palo. La norma no manda repetir el tiro de penal si la infracción no influye claramente en el lanzador.

LALIGA

Polémica en el Martínez Valero. En el lanzamiento de penalti que Fidel estrelló en el palo derecho de Oblak, el portero del Atlético no pisaba con ninguno de sus pies la línea de meta. La pena máxima no se mandó repetir como ha ocurrido en otras ocasiones. Una jugaba muy polémica que obligó a preguntarnos: ¿por qué no se repitió el penalti si Oblak está adelantado cuando Fidel dispara?

El reglamento dice lo siguiente: "Si el guardameta comete una infracción (como es el caso de Oblak, que se adelanta) y el balón rebotara en el larguero o en los postes, únicamente se repetirá el tiro de penal si la infracción del guardameta afecta claramente en el lanzador".

Para Iturralde González, analista arbitral de AS y de la SER, la regla respalda la decisión del colegiado Melero López y de la sala VOR. Así lo explicó, en directo, en Carrusel Deportivo: "Si el portero cuando se adelanta no tiene ninguna incidencia en que Fidel falle el penalti, entonces no entra el VAR y no lo repite. Otra cosa es que se adelante tres metros entonces si que se manda repetir. Para mí no se adelanta claramente. Lo que le han dicho a los árbitros es que sea 3 o 4 metros. La norma está redactada como está y se abre a interpretación".

Iturralde González explicó en la SER que "la única razón de poder repetir el penalti es por la entrada indebida de jugadores de ambos equipos, que se da. Aquí tiene que ser el árbitro el que este atento ya que el VAR solo le puede ayudar cuando el que entra se aprovecha de la acción".