EINTRACHT 3- SCHALKE 1

El doblete de Jovic en su debut con el Eintracht Frankfurt

Primer partido del serbio con el Eintracht tras su paso por el Madrid y primer doblete. Gran volea dentro del área en el 2-1 y muy buen regate y definición en el 3-1.

Fue volver a su hábitat natural y ser el de siempre. Ni tres días después de hacerse oficial la cesión por parte del Real Madrid, un doblete de Luka Jovic dio la victoria por 3-1 a su Eintracht de Frankfurt ante el Schalke 04. El delantero serbio, que se quedará en la ciudad hessiana hasta verano con el fin de recuperar el nivel que le llevó al Santiago Bernabéu hace dos temporadas, no tardó ni siquiera diez minutos en poner a prueba que no ha perdido el olfato. Entró en el 62' sustituyendo a Durm y en el 72' ya mojó para terminar certificando una victoria de oro en el 90' que vale tres puntos y la séptima posición en la Bundesliga. Cayó de pie Jovic.

El entrenador de las águilas, Adi Hütter, optó por dejar a Jovic en el banquillo, pero el dominio fue el mismo sin el goleador madridista sobre el terreno de juego. Pudo adelantarse el Frankfurt en numerosas ocasiones ante un gris Schalke, pero no lo hizo hasta el minuto 28, momento en el que el ex sevillista André Silva castigó uno error garrafal en el despeje de Kolasinac. No duró demasiado la alegría al Frankfurt, que vio como Hoppe, el estadounidense de moda en la Bundesliga, puso las tablas un minuto más tarde tras aprovecharse de otro error defensivo, éste entre el meta Trapp y Hinteregger.

Siguió siendo superior el Frankfurt, eso sí, sin poder reflejarlo en el marcador del Commerzbank Arena. Tenía que hacer algo Hütter y tuvo que mirar al banquillo para saber qué. Mandó a calentar a Jovic, lo introdujo a falta de poco más de veinte minutos para el final y el serbio le resolvió la papeleta, tal y como había hecho en tantas ocasiones antes de marcharse a Madrid. Primero, puso las tablas a centro de N'Dicka y luego, prácticamente en el último suspiro del choque, sentenció a pase del que fue su fiel escudero en tantas tardes de gloria para las águilas, el serbio Kostic. Dos goles en 18 minutos. Luka ha vuelto.