TENIS

Angélica Bernal, la colombiana que quiere triunfar en el US Open

La bogotana, número 10 del mundo, será una de las ocho tenistas que participe en la modalidad de silla de ruedas, tanto en sencillos como en dobles.

María Angélica Bernal Villalobos está lista para cumplir un sueño. La tenista colombiana participará por primera vez en el US Open, en la modalidad de silla de ruedas, tanto en sencillos como en dobles; en está última competirá junto a la estadounidense Dana Mathewson. Ultima detalles antes de viajar a New York.

Bernal, raqueta número uno de Colombia y décima en el ranking mundial, es una de las ocho tenistas que estarán presentes en el Grand Slam, que aún no tiene definido su cuadro. Diede de Groot (Países Bajos) Yui Kamiji (Japón), Aniek van Koot (Países Bajos), Marjolein Buis (Países Bajos), Jordanne Whiley (Gran Bretaña) Momoko Ohtani (Japón) y Dana Mathewson (Estados Unidos) serán sus rivales. 

La colombiana ha jugado en el circuito ITF desde 2007 y a lo largo de su carrera cuenta con 21 títulos en la modalidad de sencillos, cuatro de ellos conseguidos en 2019. Además, el año pasado obtuvo la medalla de oro en los Parapanamericanos de Lima.

Angélica Bernal habló con AS Colombia antes de su participación en el US Open, el cual se disputará del 10 a 13 de septiembre en el USTA Billie Jean King National Tennis Center en Nueva York.

Inicios: "Mi discapacidad es de nacimiento y se llama focomelia, que es la carencia de un miembro que en mi caso es la pierna derecha. Utilizo prótesis desde que tengo dos años. Mi papa era deportista entonces me enseñó varios deportes. Jugaba tenis, fútbol y hacía patinaje. A los 11 años me invitaron a una clínica de tenis en silla de ruedas y un entrenador me dice que tenía buena técnica, aunque yo lo hacía parada, y que si lo hacía en silla de ruedas podría ser profesional. Lo pensé mucho, pero una tía que es entrenadora me apoyó, me gustó muchísimo y he tenido buenos resultados".

Top 10 del mundo y 1 de Colombia: "Es un trabajo que va paso a paso, es el camino por el que estoy yendo para mi gran sueño, que es ser la número uno del mundo. Representar a Colombia y ser la número uno es una responsabilidad muy grande porque puedo ser ejemplo para muchos niños y jóvenes. Estar en el top 10 es muy importante para mí, llegué ahí el año pasado y es el fruto de todo el trabajo que he hecho".

Objetivo, ser la número 1 del mundo: "Es un sueño a largo plazo, no sé en cuánto tiempo, pero en unos años lo puedo lograr. Lo primero era llegar al número 10 para poder jugar el Grand Slam y así cada año ir mejorando dos o tres posiciones. Ya he jugado con todas las que están encima mío en el ranking y con el buen trabajo que vengo haciendo, lo voy a poder lograr".

Reto en el US Open: "Llegar al US Open ya es un sueño cumplido. Ahora tengo que aprovechar esa gran oportunidad que se me abrió. Voy a demostrar el talento del deportista colombiano y así poder mejorar mi ranking. En la categoría de dobles veo muchas opciones porque ya he jugado con mi pareja y hemos tenido buenos resultados".

Dobles con Mathewson: "Con Dana nos entendemos muy bien, disfruto mucho jugar dobles con ella. Vamos a entregar el máximo desde el primer partido, que iniciamos en las semifinales".

Rivales en sencillos: "Son bastante fuertes. La número 1 y la 2 son chicas que tienen un increíble juego y me ha costado los partidos ante ellas. He aprovechado todo este tiempo entrenando y me siento más fuerte para enfrentarlas".

Preparación en casa: "Los primeros días empecé entrenando bajo las rutinas que tenía en el gimnasio y viendo qué podía hacer con lo que tenía en casa. Después tuve una rutina especializada por parte de mi preparador físico y me acompañaban por videollamada mis entrenadores. No fue fácil el retorno a las canchas, por eso no estoy en Bogotá. Me vine a Fusagasugá y tengo una cancha que solo uso yo con uno de mis entrenadores, cumpliendo con los protocolos de bioseguridad y entrenando a tope todo el día".

Regreso del tenis tras el COVID-19: "Todas estamos en las mismas condiciones, fue una etapa larga en la que no pudimos estar en cancha. Todas llegamos con las mismas condiciones, pero yo me siento con un muy buen ritmo y hemos aprovechado el tiempo en cancha".

Buen momento del tenis colombiano: "Lo que nos ha llevado a este buen momento es el fortalecimiento del deporte y el apoyo que ha venido mejorado por parte de las instituciones, en mi caso el IDRD. Ahora se confía mucho más en el deportista y en su talento. El trabajo es más serio y profesional".

Metas: "La meta es empezar a mejorar mi ranking y estar entre las mejores ocho del mundo. También pienso en los Juegos Paralímpicos de Tokio para llegar como siembra, solo hay ocho siembras y mi objetivo es estar entre ellas".