MALLORCA

Lógico que sea la joya del Madrid: Kubo, es de museo

El jugador nipón plasmó su calidad una vez más en el entrenamiento. Su control de balón es exquisito y lo acabó con una rabona precisa y preciosa.