COLOMBIA

Sachi Escobar: "El ciclo de Nacional jamás lo podría cerrar"

El entrenador habló de sus tiempos como jugador, el legado de su hermano Andrés y su actualidad en Universidad Católica de Ecuador.

Santiago 'Sachi' Escobar es un amante del fútbol. Desde los 16 años está ligado a este deporte y pese a que la vida lo ha puesto en situaciones difíciles como el asesinato de su hermano Andrés, sigue de pie y cosechando logros importantes como entrenador.

Recordado por los hinchas de Nacional - equipo con el cual ganó dos títulos- hoy dirige a la Universidad Católica de Ecuador, club con el cual ha conseguido los mejores números desde hace 50 años y dos participaciones en la Copa Sudamericana.

En entrevista con AS Colombia por Instagram Live, Sachi tocó todos lo temas, desde su época de jugador hasta el sueño que tiene como técnico. Así fue la charla con un campeón.

¿Tiene ganas de volver a Nacional o el ciclo ya está cerrado?

"En ningún club donde he trabajado he cerrado las puertas. Trabajé en Pasto y me han vuelto a llamar. En Once Caldas dirigí en 2007 y volví en 2013. En cada club donde he estado se han dejado cosas interesantes. El ciclo de Nacional jamás lo podría cerrar, es un club que desde cualquier cargo sería lindo trabajar en él".

¿Nacional, su mejor época como DT?

"Yo me pongo a devolver la película y soy un bendecido porque estuve en esa nómina del campeón en el 81. Luego como asistente técnico y como DT fui campeón en 2005 y 2011. Es estar en la historia de Atlético Nacional, lo que representa esta institución para el país, para nuestra familia. Hay un vínculo personal y familiar muy grande, por lo que ha representado en nuestras vidas. Es de esos clubes que hasta el último día de nuestra presencia lo vamos a llevar en nuestro corazón".

¿Cómo fue el paso de Nacional al DIM?

"La hincha de Nacional nunca me reclamó eso. Cuando llegué al Medellín me tuve que reunir con algunos miembros de la barra porque no querían que dirigiera al equipo, por la estigma con Nacional. Al principio hubo protesta. Ellos entendieron eso y al final una muy buena relación con la hinchada del Medellín, perdimos la final con el América de Cali en 2008. La gente entendió que uno es un profesional del deporte".

¿Porqué se retira como jugador apenas a los 30 años?

"Me retiré en el Deportivo Pereira en 1994. Cuando se termina el primer torneo llega el Mundial de Estados Unidos, yo me voy a acompañar a la Selección Colombia. Lamentablemente mi hermano retorna a Medellín y es asesinado, y yo decido retirarme. No tenía el entusiasmo y las fuerzas, no me sentía en capacidad de continuar la carrera".

¿Es verdad que Andrés iba a ser contratado por el AC Milan?

"En el 90 Andrés es contratado por el Young Boys y el torneo no empezó en febrero, entonces estaba en Suiza y me llamó a decirme que lo acompañara. Me fui a acompañarlo seis meses. Más adelante yo regreso de Suiza, el vuelve a Nacional y es ahí donde el Milan de Italia se interesa por él".

"Prácticamente estaba todo arreglado, no faltaba sino la firma de Andrés y él estaba muy contento. Luego pasa lo del suceso del autogol y me dice 'ya no me van a vender', y yo le dije que tranquilo, que era su primer autogol. Traté de consolarlo y tranquilizarlo, y bueno, después lo que sucedió que no le permitió cumplir el sueño".

Autogol de Andrés Escobar en Estados Unidos 1994.

¿Cómo fueron los encuentros con Andrés en la cancha?

"Dónde más nos encontramos fue en los tiros de esquina, y Eduardo Retar, técnico de Millonarios en el 91, me designó una vez su marca. "Escobar, si tu hermano te hace gol, te sacó" (risas). Yo le decía a Andrés que no hiciera gol, porque sino Retat me sacaba del partido, y me decía 'con más razón te voy a hacer gol'".

¿Cuál fue la huella que dejó su hermano?

"Sus valores y su capacidad para adaptarse a las diferentes situaciones de vida. A pesar de ser más joven era una persona muy madura y profesional, la pasión con la que manejaba su profesión. A nivel personal la solidaridad, la nobleza, el amor por su familia y amigos, el no tratar diferente a nadie. Era una persona auténtica, sencilla y es un legado que nos dejó para todas las generaciones".

Homenaje a Andrés Escobar en Medellín

¿Cómo inicio en los bancos?

"Tuve el privilegio que me dio la vida de trabajar con un gran ser humano, un gran entrenador (Luis Fernando Suárez). Una persona especial, diferente a muchos entrenadores. Es de esas personas que involucra muchos aspectos, es exigente y el factor humano lo sabe manejar de buena manera. Cuando me llamó y me dijo que si quería ser asistente de él en Nacional, casi me caigo de la cama".

¿Qué planes tiene para el futuro?

Aquí en Universidad Católica estoy muy feliz por lo que hemos conformado. Tengo un reto acá, ir a Copa Libertadores y ser campeón. Ya lo hemos llevado dos veces a Copa Sudamericana, entonces eso nos lo están reconociendo. Es un club organizado, cumple y el grupo es fantástico. Tengo contrato hasta diciembre, no sé cuando voy a regresar a Colombia. Todo depende de este proceso, hoy mi cabeza está en Universidad Católica y ya sobre el futuro no sé que va a pasar".