FUENLABRADA-GIRONA

El jugador que vio dos rojas en 4 minutos con ayuda del VAR

El jugador del Fuenlabrada fue expulsado por una dura entrada. El VAR rectificó y lo dejó en amarilla. Entró al campo, se encaró con un rival y volvió a ver amarilla y roja, al ser la segunda.

Cristóbal, como protagonista principal, Granell, el VAR y el árbitro Díaz de Mera protagonizaron la jugada disparatada de la temporada, seguramente, en el Fernando Torres de Fuenlabrada. La secuencia de los hechos podría formar parte de cualquier guion de una película de los Hermanos Marx.

En el 67’ 10'', Cristóbal cometía una dura entrada sobre el jugador del Girona, Granell, y el árbitro le mostró sin dudarlo roja directa al madrileño del Fuenlabrada. Con el jugador ya en vestuarios, el VAR invitaba a revisar la acción al colegiado Díaz de Mera que cambiaba la tarjeta roja por una amarilla. La primera de Cristóbal y que obligaba al futbolista a volver del vestuario al terreno de juego en el 70’ 40''. Algo nunca visto en el fútbol español, pero el disparate no quedó ahí.

Cristóbal, jugador experimentado, cometió un fallo infantil al recriminarle a Granell algo de exageración. Granell, quien en ningún momento rehusó la confrontación, se encaró con el centrocampista fuenlabreño. Díaz de Mera, tirando por el camino del medio, mostró amarilla a ambos jugadores. Ésto significaba la segunda tarjeta amarilla de Cristóbal y, por ende, su expulsión en el 71’ 03''. Dos expulsiones en menos de tres minutos. Cosas de VAR y de este fútbol moderno. Además, el árbitro también expulsó al preparador físico del Fuenlabrada, Miguel Chamorro.