RIVER PLATE

Borré y la final de Libertadores: "Es una cuenta pendiente"

Después de perderse el partido ante Boca Juniors en 2018 por tarjetas amarillas, el delantero colombiano tendrá la revancha personal este año ante Flamengo.

Aunque River Plate celebró el título de la Copa Libertadores 2018 ante su eterno rival y en un gran entorno en el estadio Santiago Bernabéu, Santos Borré quedó con las ganas de ser determinante en un partido que quedó para la historia. El colombiano no pudo jugar la vuelta tras recibir una tarjeta amarilla en la ida, pero un año después le llega una nueva oportunidad y ante Flamengo podrá cobrar esa deuda personal.

"Es una cuenta que tengo pendiente. Siempre se los digo a mis compañeros y las personas que nos rodean. Me recalco no haber estado en la final de Madrid. Era un partido muy lindo, quería estar con el grupo dentro de la cancha, apoyando y dando lo que puedo dar y tener la chance de jugar otra final. Dios quiera que pueda actuar. Para mí será una revancha personal. Es lo lindo que tiene el fútbol", afirmó el delantero en entrevista con el canal oficial del equipo argentino.

Para el atacante de 24 años, que anotó un gol en la semifinal ante Boca, cree que el haber ganado la Copa el año pasado representa una mayor responsabilidad para la final de este año, que se jugará a partido único.

"El hincha siempre tiene la importancia de lo que implica poder llegar a la final de Libertadores. Es importante, tratamos de mentalizarnos para pelear todos los campeonatos, querer conseguir todo. Tenemos un entrenador que nos exige al máximo. El hincha tiene que estar tranquilo. El equipo intenta ir por todo. Es lo que exige el hincha y llevar esta camiseta", aseguró.

Borré lleva en lo que va de la temporada nueve goles en lo que va de la temporada y en total tiene 28 en su etapa en River Plate, lo que lo convierte en el quinto goleador histórico de la era Marcelo Gallardo, algo que para él es gracias al trabajo en grupo y el esfuerzo después de algunos momentos complicados.

"Los compañeros me ayudaron mucho. El grupo me llevó de la mano. Tuve un cambio de mentalidad. Me di cuenta que con lo que tenía individualmente, no iba a ser suficiente. Tenía que agregarle otras cosas. Me las fue dando el fútbol argentino y mis compas. Estoy más adaptado y compenetrado con el grupo. Quiero seguir consiguiendo cosas importantes con esta camiseta", dijo el colombiano.

Antes de la final ante Flamengo, el 23 de noviembre en Chile, River jugará ante Colón, Aldosivi y Rosario Central por la Superliga y también enfrentará a Estudiantes de Caseros por la semifinal de la Copa Argentina.