FÚTBOL COLOMBIANO

Técnicos que han salvado del descenso a equipos del FPC

La llegada de Da Silva al banco de América como DT y su misión de salvar al América del descenso, trae a la memoria varios técnicos que han logrado mantener la categoría en situaciones difíciles.
Nacional-Tolima en vivo online

0
Técnicos que han salvado del descenso a equipos del FPC

Desde que se juegan torneos cortos en Colombia, perder la categoría se ha convertido en preocupación constante para los clubes. Aunque la tabla suma los puntos de los dos torneos anteriores más el que se juega ese año, el ritmo de competencia y las salidas de jugadores a mitad de semestre complica a los técnicos para mantener regularidad y sostener una base para afrontar el reto del descenso.

A continuación, AS Colombia recuerda cuatro técnicos que han salvado a sus equipos de llegar a la B.

Néstor Otero, Huila 2006

Llegó en mayo de 2006 para hacerse cargo de un Huila que dejó Bernardo Redín complicado en la tabla del descenso y con apenas 19 puntos en 14 fechas. Otero tomó el grupo a cuatro fechas de finalizar el Todos contra Todos del Apertura y Huila terminó en la casilla 15 con 20 puntos.

El segundo semestre de ese año fue clave para que Otero salvara al Huila, tuvo una campaña bastante buena con 31 puntos y logró por segunda vez en la historia del club clasificarlo a los cuadrangulares finales. Los 51 puntos que acumuló en el año lo alejaron de descender de manera directa, pero lo obligaron a jugar la promoción ante el Valledupar. Allí, Otero ratificó su buen semestre y con victorias en los dos partidos (0-1 y 2-0) logró mantener al Huila en Primera División.

Julio Comesaña, Junior 2008

Llegó al cargo que dejó Santiago Escobar en la séptima fecha del Apertura 2008, recibió a Junior con 4 puntos de 21 posibles y aunque perdió las dos fechas siguientes (Millonarios 3-1 y Envigado 1-0), después tuvo una gran recuperación para finalizar el semestre con 24 puntos, aunque no le alcanzó para clasificar a los cuadrangulares.

El segundo semestre de 2008 fue punto de quiebre para Junior, logró llegar a dos fechas de finalizar el Todos contra Todos con la opción de alejarse del descenso y la promoción, necesitaba sumar mínimo 3 puntos de los 6 que faltaban por jugarse para que Bucaramanga, Pereira o Real Cartagena, no pudieran complicarlo y enviarlo al descenso o a jugar la promoción.

En noviembre de ese año visitó al Huila por la fecha 17, logró derrotarlo 1-0 con gol de Alfredo Padilla, esos tres puntos bastaron para dejar de pensar en el descenso y enfocarse en las finales que entró a disputar, luego de finalizar con 31 puntos en el segundo puesto de la general.

Hernán Darío Gómez, DIM 2012

Asumió como DT del DIM a principios de 2012 luego de que Guillermo Berrío dejara su cargo al sumar 2 puntos en tres fechas disputadas. Medellín tenía que ganar muchos partidos para alejarse de la zona del descenso, sin embargo, el primer semestre de "Bolillo" fue bastante regular, apenas consiguió 17 unidades y terminó en el puesto 16 de la tabla.

La continuidad en el cargo, pese a dudar si seguía, le dio la seguridad para comenzar la Liga II con un equipo renovado, así logró una campaña en la fase regular (26 puntos) que le alcanzó para tomar una ventaja de 10 unidades frente a la promoción y 17 al descenso directo. El semestre del DIM terminó con un subtítulo luego de perder la final ante Millonarios, en ocho meses pasó de ver la tabla del descenso como amenaza a disputar un título de Liga.

Guillermo Sanguinetti, Cúcuta 2012

Llegó en noviembre de 2012 luego de la salida de Héctor Quintabani, quien dejó al equipo en zona de promoción. Sanguinetti asumió con la misión de mantener al Cúcuta en Primera División, pese a que debía jugar su permanencia frente al América de Cali que un año atrás había descendido y buscaba la forma de regresar a la A.

El uruguayo tomó el reto y en 180 minutos pudo conseguir el objetivo gracias a una contundente victoria 1-4 en condición de visitante, pese a perder el juego de vuelta 1-2 en el General Santander. Cúcuta se mantuvo en Primera y Sanguinetti pudo armar su equipo para disputar la Liga I-2013, sin embargo, dejó el cargo al finalizar el primer semestre de 2013 donde terminó en el noveno lugar con 23 puntos a 3 del octavo clasificado.