REAL MADRID-LEGIA

Los ultras polacos culpan a la policía de los disturbios

Según un comunicado de los radicales del Legia, atribuyen los enfrentamientos a "un caos organizativo causado por la policía y otros servicios de seguridad".

Los ultras del Legia han publicado un comunicado sobre los graves disturbios acaecidos en Madrid antes del encuentro del miércoles frente al Real Madrid, en el Santiago Bernabéu. Y su versión dista mucho de lo que se ha contado y visto en los medios de comunicación. De hecho, los radicales polacos culpabilizan al "caos organizativo causado por la policía y otros servicios de seguridad".

Los grupos ultras del Legia de Varsovia se han expresado así:

"...Los aficionados del Legia de Varsovia expresamos nuestro asombro ante lo que se ha dicho tras lo acontecimientos en Madrid, porque desde el principio se vio en las inmediaciones del estadio un caos organizativo causado por la policía y otros servicios de seguridad".

"El comportamiento de la policía fue muy agresivo, provocador y tuvo su continuación durante la marcha al estadio y frente al estadio. Aficionados del Legia, entre ellos mujeres y niños, marchaban hacia el estadio para ver el partido y, sin motivo, porque no estaban haciendo nada, fueron atacados, golpeados y sacados de la multitud, que a su vez provocó un aumento de la tensión y el nerviosismo entre nuestros fans. La gente de la Asociación de aficionados del Legia que trató de impedir la escalada de agresividad también fueron tratados agresivamente por la policía".

"... Se nos dieron golpes con palos y nos amenazaron con perros sin bozal. En su conjunto,el dispositivo era poco profesional y el resultado fue un gran desorden de organización. Teniendo en cuenta todas estas circunstancias, el número de incidentes, que no era más que una respuesta a la conducta brutal de la policía, fue muy pequeño. Hay que tener en cuenta que el comportamiento de nuestros aficionados en la gradas fue perfecto".

"... Los medios de comunicación han dado una versión de los hechos sesgada. Los medios de comunicación a menudo publican los hechos de forma sesgada o exagerando. Por otro lado, consideramos que las declaraciones del portavoz del club, Seweryn Dmowski, cancelando los viajes organizados por el club, fueron prematuras y desafortunadas. Los miembros del SKLM (aficionados radicales del Legia) fueron los únicos que ayudaron a los aficionados polacos a entrar en el estadio sin problemas. De todas formas consideramos inapropiadas las medidas tomadas. El club debe respetar el lema: "nada sobre nosotros ni sin nosotros" y nosotros somos de la opinión de que se deben comentar los asuntos relacionados con los seguidores con ellos directamente".

"Queremos aprovechar para dar las gracias a todos los que orgullosamente representaron a nuestro club tanto en las gradas como fuera del estadio. ¡Lealtad y hermandad hasta el final!".

Adjuntamos dos vídeos en los que, sin comentarios adicionales, se muestras las situaciones que tuvieron que vivir los aficionados polacos en Madrid. Se lo dedicamos a todos los periodistas que narran con tono histérico los eventos deportivos. ¿Alguno de ustedes fue testigo de ello? Parece que lo que buscan es sensacionalismo barato, que por desgracia se quedó sin equidad. Tal vez esta pregunta sigue sin respuesta, pero Estados Unidos tiene interés en calumniar a los polacos, basándose en informes parciales de periodistas extranjeros".