REAL MADRID

Silva viajará a Madrid y se hará un estudio cardíaco

Tras no pasar el test médico en Portugal: “Sólo fue un alteración puntual”. Difícil lograrle otra salida si no se acredita que no hay riesgos.

El periplo de Lucas Silva en el Real Madrid sigue ofreciendo episodios desconcertantes. El último, la negativa del Sporting de Portugal de cerrar su cesión con compra obligatoria en 2017 después de que el mediocentro no superase el reconocimiento médico por un problema cardíaco. Ahora viajará a Madrid para ponerse en manos del club blanco y someterse a nuevos estudios para determinar con exactitud por qué no superó el otro test.

El brasileño ofreció ayer un comunicado en el que explicó su versión de los hechos. “Durante el transcurso de una prueba de esfuerzo me fue detectada una alteración de ritmo cardíaco. Después de eso el mismo viernes y durante el día de hoy (por ayer) he realizado distintas pruebas médicas que han descartado que mi corazón sufra cualquier anomalía. Aparentemente, fue sólo una alteración puntual y sin una causa específica”. Pese a ello, el club lisboeta decidió echar el freno a la operación y descartó a Lucas Silva.

El mediocentro, por su parte, esgrime que ha sido una decisión conjunta. “Por seguridad hemos decidido que lo mejor es no llevar a cabo la cesión por el momento. Como es lógico, el Madrid desea repetir esas pruebas médicas, pero estoy muy tranquilo a la vista de la absoluta normalidad que han revelado las pruebas adicionales realizadas”.

Lucas Silva aclara los rumores sobre su retirada

Un no fichaje que puso sobre la mesa el fantasma de un posible adiós al fútbol con apenas 23 años. “A raíz de las noticias que han aparecido en algunos medios de comunicación y que no se corresponden con la realidad, quiero comunicar, de forma oficial y categórica que ni mucho menos me voy a retirar”, aseveró como cierre.

Sea como fuere, el Madrid vuelve a encontrarse con Lucas Silva en nómina, un jugador que no ha contado para ninguno de los tres últimos entrenadores del Madrid (Ancelotti, Benítez y Zidane), cuando ya pensaba que había logrado encontrarle un destino. Una misión casi imposible a corto plazo ahora, salvo que los médicos del Madrid puedan garantizar antes del 31 de agosto, estudios mediante, que el brasileño no se arriesga a sufrir alguna complicación cardíaca.

Para el futbolista, es otro revés más desde que dejó el Cruzeiro por el Bernabéu a cambio de 14 millones de euros en diciembre de 2014. Pese a ese desembolso, sólo se le ha visto 424 minutos con la elástica madridista y vivió un año negro durante su cesión en el Olympique de Marsella. Su bajo rendimiento acabó molestando a Míchel, el club le apartó temporalmente y dio de baja su ficha en la Europa League... El Sporting de Portugal tampoco será el lugar donde pueda remontar el vuelo.