Turín: entre el miedo y el recuerdo

El miedo a perder a Pogba en Turín es constante. Si las llegadas de Pjanic y de Dani Alves ilusionaron a una afición que, tras años de dominación italiana, sueña con volver a tocar la Orejona. El posible adiós del francés es una espada de Damocles como lo fue la recompra de Morata. Perder al ‘10’ bianconero tras haberse despedido del español, otro ídolo de la hinchada, sería un golpe duro, así que su imagen promocional con la nueva elástica fue una bocanada de aire fresco para todo el ambiente juventino.

Sin embargo, el mercado nos dice que no será suficiente esa foto para quedarse con él: en Turín siguen jurando que ni Pogba quiere irse ni la Juve quiere venderle, pero la reunión de Raiola con el United y la ‘amenaza’ de una superoferta desde Madrid, no deja dormir tranquilos a los tifosi. Eso sí, también hay quien recuerda el traspaso de Zidane justo a los blancos en 2001, que financió las llegadas de superclases como Buffon, Thuram y Nedved. Renunciar a 120 millones —esa es la cifra que está circulando por el Bel Paese— es difícil, pero lo es más encontrar a otro Paul. Es toda una duda hamletiana que animará el verano bianconero...