• 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Nacional

23' Victor Ibarbo(p)

45' Sale Victor Ibarbo entra Orlando Berrío

57' Alejandro Guerra

67' Alejandro Guerra

72' Sale Marlos Moreno entra Torres

81' Sale Alejandro Guerra entra Jonathan Copete

92' Jonathan Copete

Huracán

13' Ramón Ábila

25' Cristian Espinoza

33' Federico Mancinelli

51' Federico Mancinelli

54' Sale Montenegro entra Mario Risso

59' Bogado

60' Sale Mariano González entra Alejandro Romero

76' Ramón Ábila

84' Sale San Román entra Lucas Chacana

Copa Libertadores

Nacional avanza a cuartos con lo justo ante Huracán

El mejor equipo de la primera fase sufrió hasta el final para clasificar a los cuartos. Un arbitraje polémico de Argote desató la furia de los argentinos que terminaron con protestas.

Nacional avanza a cuartos con lo justo ante Huracán
LUIS EDUARDO NORIEGA EFE

Ni Huracán parqueó el bus frente al arco de Díaz, ni Atlético Nacional salió a arrollar. Los papeles de entrada se invirtieron y el primer susto lo metió el visitante, que olvidó que llevaba seis juegos sin marcar y mostró rebeldía en el área verdolaga. Un nuevo partido, muy distinto a los del 0-0, estaba por esciribirse.

Y si la escuadra de Rueda se ocupó por encontrar variantes y tener sorpresa en fase ofensiva en el juego de vuelta de octavos, el 'Globo' guardó el libreto ultradefensivo para utilizar uno más generoso con el espectáculo y ambicioso, pues sabía que un gol sacudía los planes del gran favorito de la Copa Libertadores.

Un tiro libre de Bocanegra, que hizo vibrar el horizontal y a los 44 mil asistentes, le dio entrada al Nacional de la fase de grupos. Ese que colectiviza, toca por el medio y explota a sus habilidoso extremos, quienes resultaron importantes al momento de lastimar al conjunto de Eduardo Domínguez.

El primero en marcar diferencia fue Marlos Moreno al recuperar algo de su gambeta para limpiar el camino y generar que Bogado le cometiera penal a Guerra. Y mientras los argentinos enloquecían con la decisión, Ibarbo traducía en gol el cobro (24') y rompía el mini-sequía en la Libertadores.

Pero los visitantes, que tenían como motivación la presencia de Toranzo y Mendoza en el Atanasio Girardot, tenían como reaccionar. Y lo hicieron con 'Wanchope' Ábila, su mejor carta en ataque y el que Sebastián Pérez denominó "el mejor 9 de América", quien le ganó el duelo a Sánchez y le dio a Espinoza el privilegio de quitarle el invicto a Armani en la Libertadores (25').

Hasta ahí lo planificado por Huracán salía al pie de la letra. Y el 1-1 le remplazó las ganas de jugar por la combatividad, pues la misión era dejar correr el tiempo, provocar fricción y entrar en cuanto roce pudieran, como lo hizo Ábila, Díaz y hasta el banco con el árbitro.

Ibarbo entró en ese juego y quizá por eso fue sustituido por Berrío, que resultó definitivo como lo fue la expulsión de Mancinelli por una agresión sobre Marlos(51') y la atajada de Armani en una contra que a velocidad ganó Ábila para probar los reflejos de su compatriota.

Ese hombre menos pesó y le dio entrada a la faena del 'Lobo', en una deuda gigantesca que habían adquirido tras dilapidar solo frente al arco una opción fabricada toda por Ibargüen, quien jugó su mejor partido en la Libertadores, ganó en el uno contra uno y participó en la mayoría de las acciones ofensivas del Verde.

Pero fue Guerra con su doblete (57')(68') el que resolvió el juego y mostró el camino hacia los cuartos de final. Y es que el venezolano entró de nuevo en sintonía con los extremos y pisó con más propiedad el área del 'Globo', que esta vez no encontró la fórmula para dejar en blanco al cuadro de Rueda.

Esa mística de la que tanto habla el estratega apareció para mantener vivo el sueño de salir por segunda vez campeón del certamen continental.

Algo de sufrimiento trajo el cierre del compromiso con el golazo de 'Wanchope' de chalaca (76'), en una mala entrega de Mejía. Ese tanto sacó el ímpetu argentino que siempre eleva la exigencia en los enfrentamientos. Y debió Nacional luchar más por el juego, cuando se volcó Huracán por un gol que le diera el avance.

Ya al final y después de no haber aprovechado la presencia de Macnelly para asegurar la posesión del balón, Berrío condujo bien el contragolpe que le permitió a Copete confirmar la clasificación con el 4-2 en el tiempo de reposición, para desatar la locura en el Atanasio.

Su rival en la serie de cuartos será el ganador de la llave entre Gremio y Rosario Central que está a favor de los argentinos 1-0.