Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Salud

Así afecta que la reforma de la salud sea tramitada como ley ordinaria

De acuerdo con la Constitución, las leyes que regulen los derechos fundamentales deben ser tramitadas como proyectos de ley estatutaria.

Cae la reforma a la salud: ¿cuáles fueron los motivos y qué pasó con el proyecto de ley?
COLPRENSA

El pasado 13 de febrero el presidente de Colombia, Gustavo Petro, presentó ante el Congreso la nueva reforma a la salud, un proyecto que propone la creación de Centros de Atención Primaria (CAP), la inclusión de los trabajadores del sector de la salud en un régimen laboral especial, la transformación de la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (ADRES) y la creación de una plataforma virtual para visibilizar el manejo de los recursos públicos ante los ciudadanos.

Sin embargo, a causa de que la nueva reforma a la salud fue radicada como una ley ordinaria y no como una ley estatutaria, surgió una nueva discusión en el legislativo. Según una carta firmada por 25 congresistas y enviada al presidente de la Cámara de Representantes, David Racero, “las disposiciones contenidas en el proyecto regulan de manera integral el contenido y alcance del derecho fundamental a la salud y, por lo tanto, requieren ser sometidas a una discusión democrática y de control posterior cualificado propio de las leyes estatutarias”.

¿Qué pasa si la reforma a la salud es tramitada como una ley ordinaria?

De acuerdo con el artículo 152 de la Constitución Política de Colombia, los derechos fundamentales de los ciudadanos y todos los procedimientos que se adelantan en relación a ellos deben ser regulados como leyes estatutarias. Y, dado que la salud es un derecho fundamental, el Gobierno Nacional se estaría arriesgando a que la nueva reforma sea declarada como inexequible por parte de la Corte Constitucional.

Sin embargo, Gustavo Petro anunció que la nueva reforma al sistema de salud que radicó ante el Congreso es en realidad una reforma a la Ley 100. “La ley 100 es una ley ordinaria y lo que hemos presentado es una reforma a la ley 100. La ley estatutaria de la salud ya existe y no deseamos reformarla”, expresó el mandatario a través de su cuenta de Twitter.

¿Cuál es la diferencia entre una ley ordinaria y una ley estatutaria?

Al tramitar la nueva reforma a la salud como una ley ordinaria, el proyecto tiene más probabilidades de ejecutarse en caso de ser aprobado por el legislativo, que actualmente está estudiándolo. Además, las leyes ordinarias son gestionadas a través de cuatro sesiones en el Congreso y requieren de tan solo un año para ser tramitadas, mientras que las leyes estatutarias, al abordar derechos de carácter fundamental, deben ser debatidas a lo largo de ocho sesiones en el Congreso. De hecho, las leyes estatutarias requieren ser aprobadas por una mayoría absoluta (50%+1) de los congresistas, contrario a un proyecto de ley ordinario, que requiere de al menos dos años para ser tramitado.