Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

LIGA BETPLAY

El Arriero sobre su futuro: Con la paciencia del santo Job

El técnico disfruta su interinato mientras espera la decisión definitiva de los directivos de Nacional.

Actualizado a
El Arriero sobre su futuro: Con la paciencia del santo Job
Colprensa

La danza de nombres ha sido feroz. Con la salida de Alejandro Restrepo hace tres meses son muchos los estrategas que han sonado para el cargo. En medio de tantos rumores, Hernán Darío Herrera ha adelantado un trabajo silencioso como entrenador encargado. Y mientras busca la final de la Liga I-2022, mantiene la ilusión de recibir su nombramiento en propiedad.

Han sido muchos los llamados a ocupar ese banquillo. Desde Hernán Crespo y Lucas Pusineri hasta Reinaldo Rueda y Sachi Escobar, este último con serias opciones de regresar. Sus visitas al Atanasio Girardot en los juegos de cuadrangulares lo volvieron a poner en el mapa.

Por ahora, el Arriero tiene la pelota de su lado con un equipo líder del Grupo A. Y sin afán y con un voto de paciencia espera que los directivos valoren los resultados que ha dado y se decidan por él.

“Para mí las cosas van llegando. Yo estoy tranquilo, no tengo nada que decir. Le averigüé a un padre quién era Job. Me dice que es una persona de la Biblia, es la paciencia. A él le quitan todo y no reniega de nadie, y (después) vuelven y le dan todo… entonces yo estoy así, tranquilo. Dirigiendo tranquilo y disfrutando el momento”, manifestó Herrera.

Pese a estar sereno y a no adelantarse al futuro, el entrenador de 64 años hizo un recorrido por lo que ha sido este nuevo periplo con el equipo profesional, el que tomó también antes de la llegada de Paulo Autuori para sacarlo campeón de la Copa Colombia en 2018.

“Cuando a mí me entregaron este Nacional los directivos fueron muy claros. Yo he disfrutado mucho dirigirlo y he estado muy contento. Levantarle el ánimo a mucho jugador, que la hinchada esté casi junta con nosotros y que los periodistas también ha sido muy bueno (…) como entrenador encargado me siento feliz de estar acá en Nacional, de ver la alegría de Dorlan, de Gio, de Andrade, de Mejía, de todos. No he tenido problemas con los jugadores. Hemos conformado un grupo muy fuerte, en la parte anímica estamos fuertes. No tengo nada de qué quejarme de los jugadores, tampoco de los directivos”, expresó el DT.

Mientras en las oficinas definen si se la juegan del todo con el Arriero o apuestan por seguir la estela exitosa que dejaron Rueda o Sachi, en el plantel hay simpatía con el proyecto actual, que tiene a Nacional en los cuartos de final de la Copa BetPlay y con el camino abonado en el cuadrangular A para disputar el título del Apertura después de cuatro años de ausencia.

“Si logramos conseguir el título tan anhelado, creo que todo el panorama va a ser muy diferente. Con el profe se vienen haciendo las cosas bien, y ya es una decisión que se toma en la parte directiva. Nosotros como jugadores estamos cómodos y tranquilos y con la ilusión de revertir estos sinsabores de tanto tiempo”, declaró Yerson Candelo.