Temas del día Más temas

SELECCIÓN COLOMBIA

Nelson Gallego recuerda los inicios y las batallas de Cuadrado

El padre futbolístico del jugador de la Juve, señaló que se siente orgulloso de que lo haya puesto en su libro como uno de los DT's que más lo marcaron.

Nelson Gallego, formador de Juan Guillermo Cuadrado, habló en AS Colombia sobre sus inicios. Cree que es difícil volver a sacar jugadores así
Nelson Gallego Cortesía

Un cariño y respeto verdadero tiene Juan Guillermo Cuadrado por Nelson Gallego, el formador de varios juveniles en Colombia y que desde los 13 años del jugador de la Juve, tomó un papel de padre y consejero. En su libro llamado: 'Cuadrado: Panita, esta es mi historia', le hace una dedicatoria en donde recuerda lo importante que fue para su desarrollo profesional. 

Gallego y Cuadrado se conocieron en Barranquilla, el jugador la rompió con el Manchester de Urabá y fue goleador de Torneo Asefal del año 2000. Su gambeta y cambio de ritmo lo hicieron figura. En esa época el DT era director de las divisiones menores del Deportivo Cali, pero no pudo llevarlo. Tiempo después se volvieron a cruzar en un torneo en Cali. El flaco livianito volvió a mostrar sus condiciones y decidió quedarse a punta de 'pataleta' en el apartamento de quien se convertiría en su padre futbolístico. 

El formador recordó en AS esas batallas en donde nadie quiso recibir a Cuadrado por ser pequeño y flaco. Hasta los 20 años lo tuvo viviendo en su casa, tiempo después encontró una posibilidad como profesional en Independiente Medellín. El entrenador de juveniles habla de lo orgulloso que se siente por todo lo que ha vivido uno de sus hijos y de lo difícil que es sacar a más jugadores de ese estilo en este momento en Colombia

Inicios y orgullo por Juan Cuadrado

Recuerdos de la primera vez que lo vio: "Recuerdo que tenía 13 años, era muy delgadito y bajito. Yo era director de divisiones menores del Deportivo Cali y en Barranquilla en un torneo me lo mostraron. Vi que tenía condiciones, pero todavía no lo podía llevar, así que le dije que después venía y lo miraba. Uno o dos meses después, hubo un torneo en Cali donde él se presentó y se me metió a la casa, tuve que atenderlo ahí y llevarlo al torneo, después volvimos al apartamento, empezó a patalear y me tocó dejarlo viviendo conmigo. Desde los 13 hasta los 20 años estuve con él, hasta que inició su carrera profesional".

¿Qué significa que Juan Cuadrado le dedique una parte de su libro?: "Es un halago, una gran alegría por todo lo que ha conseguido, porque uno trabaja con el objetivo de ayudar a mucha gente. Me alegro mucho por todo lo que le ha pasado y me da mucha satisfacción que todos los consejos que le he dado de vida y de fútbol los ha puesto en práctica y hoy en día se destaca a nivel mundial como uno de los mejores jugadores del mundo".

Las cosas que ve que sigue haciendo en el campo: "Creo que sigue haciendo las mismas cosas, de pronto los tiros libres, pateaba muy bien desde 20 o 30 metros, pero aquí no han aprovechado esa condición. En la categoría infantil se destacaba muchísimo porque metía goles y pateaba muy bien de media distancia. Siempre le inculqué el manejo técnico que le falta tanto a nuestros jugadores. Entregar bien la pelota y pensar a quién se la voy a pasar, y eso es lo que mejor tiene Juan Guillermo. Él entrega tan bien la pelota que se ve un extraordinario jugador, después viene la gambeta, el ida y vuelta y la parte física (...) Cuadrado es muy inteligente para jugar, tiene temperamento, es un tipo juicioso y eso lo hace uno de los mejores jugadores del mundo".

Las batallas con Cuadrado y cómo formar más jugadores así

La lucha de Cuadrado para tener una oportunidad en primera: "Juan Guillermo viene destacándose desde los 20 años. Tuve que luchar tres años convenciendo a todos los entrenadores que tenían al lado a tremendo jugador y todos me decían lo mismo: 'Es muy bajito y muy livianito, esos jugadores no llegan a ninguna parte', hoy en día es considerado a uno de los mejores jugadores del mundo, los futbolistas son como los carros finos, ellos no son para chocar, son para jugar y la gente no ha podido entender eso. Nosotros estamos capacitados para formar jugadores con esas capacidades, la FCF no me ha permitido que me paguen los derechos de formación, porque ellos consideran que no tenía los papeles de Cuadrado".

La importancia de crear más Cuadrados: "No es tanto que yo sea buen entrenador, es que Juan ha sido muy buen alumno y eso es lo que quiero que los entrenadores entiendan, que a veces no importa tanto la talla, en Colombia estamos desperdiciando este tipo de jugadores porque ahora solo piden talla".

¿Cómo formar más Cuadrados?: "Primero que todo deben tener más oportunidades, porque hoy en día no las hay y no pueden demostrar su talento. Si tuviéramos la C como lo existe en Francia, Alemania o España podrían mostrarse más, esto no es un invento (...) Los dirigentes tienen que hablar con las personas que están en el barro y los que entienden este tema de los juveniles, por eso desde ahí viene la crisis del fútbol colombiano a nivel internacional".

Crisis en el fútbol de formación 

Falta de oportunidades a los jóvenes:"En el fútbol colombiano si no se monta la Primera C seriamente con ascenso y descenso, se pierden anualmente 2 mil o 3 mil jugadores de fútbol. En el país es más los que desaparecen que los que aparecen y de ahí viene el problema del fútbol colombiano porque los jugadores entre 19 y 20 años se pierden porque no hay donde jugar (..) Los jugadores no tienen como actuar, vale 500 mil pesos la transferencia de un club a otro, muchas veces los padres no tienen la plata y ese jugador desaparece. Los dirigentes no ayudan al fútbol, lo están acabando".