COPA LIBERTADORES

Segundo día de lacrimógenos y protestas en Copa Libertadores

Las manifestaciones en las cercanías del estadio Romelio Martínez afectaron el desarrollo del partido entre América de Cali y Atlético Mineiro.

América de Cali v Atlético Mineiro en la Copa Libertadores
Pool Getty Images

Por segundo día consecutivo, las manifestaciones en Barranquilla en el marco del Paro Nacional llegaron al estadio Romelio Martínez donde, tanto el miércoles como el jueves, se disputaron partidos de la Copa Libertadores. En la capital del Atlántico hubo incidentes entre ciudadanos y el Esmad que también afectaron a quienes estaban presentes en el escenario deportivo.

El encuentro entre América y Atlético Mineiro, por la cuarta fecha del Grupo H, se detuvo en seis oportunidades debido a los gases lacrimógenos que se lanzaron en inmediaciones del estadio y que debido a la brisa afectaron a los jugadores que durante gran parte del compromiso manifestaron su incomodidad. En una oportunidad los futbolistas se vieron obligados a ingresar a los camerinos. Entre todas las interrupciones se perdieron cerca de 11 minutos.  

En el equipo de Belo Horizonte, que se quedó con la victoria por 1-3, el volante Nacho Fernández, el delantero Hulk y el director técnico Cuca hablaron constantemente con el cuerpo arbitral para buscar soluciones durante el partido. Los jugadores de América de Cali también se vieron afectados y los dos departamentos médicos tuvieron que asistir a los jugadores.

Este es el segundo día en el que se presentan protestas en cercanías del Romelio Martínez de Barranquilla. El miércoles los gases lacrimógenos y las bombas de estruendo también afectaron el encuentro entre Junior y River Plate en el Grupo D. Marcelo Gallardo se pronunció al final del compromiso. La Conmebol no se ha pronunciado al respecto.

Jugadores del FPC se pronuncian

Antes del partido, los capitanes de la Liga y el Torneo BetPlay publicaron un comunicado en el que pidieron que mientras se mantenga la situación social en Colombia y solicitaron a la Federación Colombiana de Fútbol y la Dimayor que no programe partidos. Además solicitaron al Gobierno Nacional que se inicie un diálogo en busca de la paz y la equidad en el país.