COPA LIBERTADORES

Santos Borré regresa al Romelio, estadio donde la rompió de niño

Henry Peralta, mentor del delantero de River Plate, recordó en AS sus inicios en Barranquilla y lo que significará jugar ante Junior, su primer amor.

Rafael Santos Borré visita el Romelio Martínez con River Plate
HENRY PERALTA CORTESÍA

Para Rafael Santos Borré el partido frente a Junior de Barranquilla por la fecha 4 de la Copa Libertadores será especial. Regresa a su tierra y jugará en un estadio que lleva en su corazón por los recuerdos de niño. Además, se enfrenta al equipo de sus amores. 

El Romelio Martínez verá de nuevo a su goleador. Cuando Borré tenía 13 años no se cansaba de anotar en ese campo y, aunque lo vio llorar en una oportunidad, siempre será recordado por sus movimientos, inteligencia y goles. Henry Peralta, mentor del delantero de River Plate, recordó en AS Colombia todas las anécdotas que tiene en Barranquilla. 

Para el cazatalentos, Borré es una joya muy importante del fútbol colombiano. Su disciplina ha  sido clave durante todo su proceso. "Desde niño fue muy disciplinado. La hermana un día me contó que a pesar de ser un niño, le decían que saliera a la calle y él les respondía: 'no, no, tengo que descansar'. Yo les daba ese mensaje, pero los chicos en su gran mayoría no escuchan", afirmó. 

Inicios de Borré en Barranquilla

"Él llegó en un diciembre a la escuela Neogranadinos de Álvaro Aguilar, el papá de Abel. El maestro Agustín Garizábalo me llevó a mí a trabajar allá porque estábamos reclutando chicos para jugar un torneo aquí en Barranquilla. El día que lo vi, quedé impactado y le dije que era un jugador de otro nivel. Borré vivía con el papá en Valledupar, pero estaba pasando vacaciones con la mamá. En enero, cuando pasó el torneo debía regresarse, pero nos pidió que quería continuar. Hicimos todos los trámites y se fue a vivir a la casa de un tío de Abel. Comenzamos el proceso y de inmediato le avisé a Agustín Garizábalo que teníamos un jugador para Europa. Un día fue, lo vio y le dio la camiseta del Cali".

Lo que destaca de Borré

"Lo que más me llama la atención es que cada vez que agarra el balón, uno sabe que va a pasar algo diferente. Es un delantero demasiado inteligente, intuitivo, es como un cazador y va analizando todas las cosas de juego. Anotó 78 goles en la Liga de Atlántico".

Borré regresa a casa

Con voz entrecortada, Henry Peralta expresó lo que significa que el delantero de 25 años regrese a su tierra. "Es algo muy hermoso, cuando se fue para Cali le insistí mucho que jugará por el Atlántico y no por el Valle que lo quería y así lo hizo. Jugó con la Selección juvenil categoría 95. Él hacía dupla en la delantera con Jhon Vásquez. Que Borré regrese a su tierra es muy emocionante, porque él es hincha del Junior desde pequeño. Ver a ese niño trascender de la manera que lo está haciendo es impresionante y más sabiendo que lo hizo con mucho sacrificio. Tengo mi escuela con Abel Aguilar y la idea es seguir formando a más Santos Borré.

Recuerdos en el Romelio Martínez

Después de muchos años, Borré regresa al Romelio, la infraestructura cambió, pero eso no impedirá que le traiga recuerdos de infancia. "Ese año que hizo los 78 goles, jugamos la final de la Liga y Rafael Santos botó todos los goles y perdimos. Ese muchacho se quería morir y quedó con mucha tristeza. Me decía: 'profe, no sé que me pasó, me entró el desespero'. Le dije que se tranquilizara, que eramos subcampeones y que él había sido el goleador y nos había emocionado mucho. A pesar de ese triste recuerdo, él anotó muchos goles en el Romelio porque la Liga se programaba allá. Hizo varios parecidos al de Aldosivi, donde aparece por sorpresa. Para Rafa en ese momento jugar en el Romelio era lo más grande. Aunque lo va encontrar cambiado ahora cuando juegue con River porque ya es nuevo, seguro le traerá muchos recuerdos".

Resistir a las dificultades 

"Siempre preguntaba cómo mejorar, lo agarraba de la mano porque tenía cosas muy parecidas a Teo cuando era más delantero. Con el tiempo fue perfeccionando sus movimientos. Él tiene hambre de gloria, lo pongo de ejemplo porque no fue fácil vivir en hogares sustitutos, pero siempre fue muy disciplinado, es muy carismático y tiene un don de gente".