ANDRONI

Santiago Umba: "Mi contacto con Androni fue por Nairo"

El joven fue cuarto en la general de la Vuelta al Táchira en su debut con el equipo italiano. Bajo la guía de Gianni Savio, espera seguir los pasos de los más grandes.

Santiago Umba quedó en el cuarto lugar de la clasificación general de la Vuelta al Táchira y se ganó la camiseta al mejor joven de la competencia
ADN Cycling ADN Cycling

Abner Santiago Umba. Arcabuco, Boyacá. 18 años. Apenas hace dos meses se convirtió en mayor de edad y ya debutó con uno de los equipos más importantes de la categoría ProTeam. El mismo que vio nacer a Egan Bernal, Iván Sosa y Miguel Flórez y que es dirigido por Gianni Savio, un viejo sabio que sabe en dónde poner sus ojos e invertir su tiempo.

Aunque el potencial de Umba está apenas por empezar a descubrirse, ya dejó varios aspectos que avalan su rendimiento en la competencia, en la que, además, fue campeón de los jóvenes. Su destreza para manejarse dentro del pelotón, la explosividad en los remates y su punta de velocidad, características de clasicómano, por algo su principal referente es el campeón del mundo, Julian Alaphilippe.

A pesar de esto, el boyacense no hace caso a las comparaciones, espera crecer, seguir mejorando, aportar a su equipo en lo que venga durante la temporada y mantenerse centrado en sus objetivos, "eso es importante. Soy consciente de que debo tener los pies en la tierra. Hasta ahora estoy empezando, tengo que estar muy concentrado y no cambiar. Siempre seguir así, entrenando normal y mejorando días tras día".

Santiago habló con As Colombia de sus metas, la forma en la que llegó al ciclismo (es otro caso de los que dejan en fútbol por la bicicleta) y de la persona que lo apadrinó y puso la cara ante Savio para que no se pudiera resistir a su talento. Nada menos que Nairo Quintana.

¿Cómo se sintió en su primera competencia, no solo en carretera sino dentro del Androni?

"Me sentí muy bien. Fue mi primera carrera como profesional y es un gran resultado. Me motiva mucho y me llena de confianza. Gianni Savio esperaba un poco menos de mí y eso hace que me dé su confianza. Es algo muy importante, pero debo actuar siempre con mucha responsabilidad porque no es fácil llegar a que el equipo confíe en uno y luego no responder. Espero seguir con las sensaciones buenas para todo el resto del año".

¿Cuál fue el consejo de Savio antes de la carrera?

"Al principio me dijo que corriera tranquilo, no me puso ninguna presión sino solo la de adquirir experiencia. Había entrenado bien y con el paso de los días me iba sintiendo bien. Comencé décimo en la general, día a día me iba sintiendo bien y cómodo y al final fui cuarto en la general. Él se alegró mucho y me dijo que siguiera para adelante".

¿Cómo llegó al ciclismo?

"La afición por el ciclismo viene de mis padres. Mi papá fue ciclista y yo estuve siempre metido en el deporte. Al inicio era futbolista, como a las 10 u 11 años, y de un momento a otro cogí la bicicleta y comencé así en grupos de domingueros. Después, como a los 13 años, fui a mi primera carrera, y como me fue bien ya me metí más en serio, aunque a esa edad era más que todo recreativo".

¿Y qué pasó después?

"Bueno, desde pequeño, aunque muchas personas no me lo decían, yo me daba cuenta de que me admiraban, pero yo no se lo decía a nadie, solo pensaba en eso para salir adelante y darle más duro. Después, me encontré con Jair Bernal en las categorías prejuvenil y juvenil y él sí me dijo que tenía talento. Y ahí comenzó todo".

¿Cómo se da su llegada al Androni Giocatolli?

"El contacto real con Gianni Savio fue por medio de Nairo Quintana, él también vio algún talento en mí. Nairo me recomendó con su manager y él habló conmigo para llegar al equipo".

¿Por qué Nairo lo recomendó con Savio y con Giuseppe Acquadro (manager)?

"Nosotros con mi familia tuvimos un acercamiento con él de amistad. Cuando yo era pequeño mi papá lo veía por ahí y le ayudaba en algunas cosas. Después, él se fue a Europa y se alejó un poco de la amistad. Cuando yo comencé a montar, nos encontrábamos entrenando y él me invitaba a entrenar con él y ya hicimos nuevamente una amistad. Un día me dijo que no me preocupara por equipo que él estaba trabajando en eso y así pasó".

¿Cuál es el principal objetivo de su carrera deportiva?

"Mi sueño más ambicioso como ciclista es ser campeón del mundo. También quiero estar en el Tour de Francia, Giro de Italia, la Vuelta a España y las clásicas Strade Bianche y Flecha Valona que son las que son más duras y me gustan más".

¿Qué siente cuando lo comparan con Nairo o Egan en este momento?

"Lo uso solo para motivarme, no para que se me suba el ego. Trato de asimilarlo bien, analizarlo y solo usarlo como motivación en la carretera".

¿Cuáles serán sus objetivos del año?

"Voy a estar en los Campeonatos Nacionales y el 14 de febrero viajo a Europa en donde el equipo definirá a qué competencias voy a ir".