NACIONAL

Ingreso Solidario DPS: Qué es y en qué consiste la tutela de las mujeres migrantes

Un grupo de mujeres presentó una acción de tutela para que el Gobierno nacional las incluya en el programa Ingreso Solidario, 15 de ellas son migrantes.

Tutela mujeres trabajadoras y migrantes

El centro de estudios jurídicos y sociales, Dejusticia, informó que un grupo de mujeres presentó una acción de tutela con el fin de que el Gobierno nacional las incluya en el Programa Ingreso Solidario "y así garantice sus derechos al mínimo vital, la salud, la seguridad alimentaria, la vivienda, el acceso a servicios públicos, la seguridad social, la información y la igualdad".

Se trata de 24 mujeres: 15 de ellas migrantes y 9 trabajadoras domésticas quienes han tenido que luchar por sobrevivir durante la pandemia, en muchos casos, con varias personas a cargo. Dejusticia indicó que al analizar los casos encontraron "algunas fallas en el diseño y en la implementación del PIS que pueden estar causando la exclusión de millones de personas".

Además del acceso al subsidio para estas mujeres, la tutela también busca que el juez ordene al Gobierno "publicar los criterios de selección para acceder a este programa y corregir las fallas institucionales en este procedimiento", indica Dejusticia. El centro de estudios calcula que casi 1 millón de hogares en situación de pobreza en Colombia no están recibiendo ningún tipo de giro del Estado.

Tutela de mujeres migrantes venezolanas

Por su parte, la coordinadora departamental de la Corporación Colombia Venezolana (Colvenz), Yanira González, confirmó en entrevista con RCN Radio que el grupo de mujeres migrantes venezolanas que hacen parte de la acción de tutela cumplen con los criterios establecidos (como la afiliación al Sisbén) y están regularizadas, pero no han sido consideradas para el programa.

“Hasta ahora no están siendo considerados más de 200 casos, pero de esos 200, Dejusticia priorizó 15 mujeres en particular que hacen parte de la tutela (…) La mayoría amas de casa, cabezas de hogar, con fuentes de ingreso informal, al surgir la pandemia se ven en una desventaja aún mayor para el sostenimiento de las familias”, explicó Yanira González.

Dejusticia explica que según una encuesta del Grupo Internacional sobre Flujos Migratorios Mixtos, el 74% de las personas migrantes se privaron de al menos una comida diaria en los meses más críticos del confinamiento. Debido a que las actividades o trabajos que desempeñaban se vieron directamente afectados por las medidas de la pandemia.

Es una población que trae la experiencia de haber estado en su propio territorio con unas lamentables circunstancias. Escuchar a sus hijos que se van a acostar con el estómago vacío y no tener como solventarle la alimentación ni saber cómo van a poder resolver el día siguiente”, agregó González.

Dejusticia finaliza su reporte indicando que es necesario que se garantice que las políticas  creadas para contener el impacto económico de la pandemia cuenten con enfoque de género, “sean incluyentes de las personas migrantes y que contemplen mecanismos de rendición de cuentas”.