INDEPENDIENTE MEDELLÌN

Aldo Bobadilla: "Hablar de refuerzos es muy imprudente"

Mirar la cantera y apostarle a procesos será la fórmula del estratega para cubrir las bajas en medio de los problemas económicos del DIM.

Se marcharon cuatro jugadores, entre ellos Juan Fernando Caicedo, y sigue en recuperación Yulián Gómez. Pero en Aldo Bobadilla no hay urgencia por cubrir esos faltantes con piezas derivadas de otros equipos. Eligió creer en los juveniles y darle oportunidad a toda su plantilla.

Esa postura la respaldó con la incertidumbre que ha extendido Dimayor sobre el formato y las fechas de reanudación. Sin embargo, el mayor argumento para no reforzar a Independiente Medellín se central en la crisis económica por la pandemia.

Hablar de refuerzos es muy imprudente mirando la situación económica de los clubes”, declaró el entrenador. Luego desgranó desde otros puntos esa determinación manifestando que no sería adecuado “comprometerse” con algún jugador sin tener todavía un rumbo claro en áreas como la competencia.

“Me parece muy imprudente ir buscando jugadores (…) Primero hay que definir el sistema del campeonato. De acuerdo a eso ver la cantidad de jugadores que podrán tener los equipos con torneo internacional. Y ahí sí analizar bien lo que tenemos”, sostuvo el DT.

Bobadilla reiteró que para la institución “la situación no es muy buena” y muestra su solidaridad mirando con decisión a las divisiones menores, además de gestionar el material que tiene disponible en medio de las salidas de Caicedo, Hernán Pertuz, Federico Laurito y Esteban Ruiz.

“Nosotros apostamos a un proceso de trabajo. Tuvimos ya varios chicos promocionados en nuestra era y vamos a ver qué tenemos”, comentó el paraguayo. El entrenador complementó: “Yo estoy contento con lo que tengo y también sé la situación del Medellín. Es un club que a pesar de la pandemia ha tratado de estar a la altura con todos sus empleados. No es fácil no generar recursos y tratar de tener a todos bien atendidos”.

De Caicedo a Laurito

El exportero también se refirió a las salidas que se han registrado en su equipo durante la crisis por el COVID-19. Dejó entrever que le costó cerrar los ciclos de Pertuz y Caicedo en el Rojo, mientras que de Laurito solo indicó que su historia terminó por la poca figuración.

“Los jugadores se han ido por culminación de sus contratos. Lo de Laurito ya sabemos por qué se fue… el caso de no tener mucha cabida y se llegó a rescindir con él”, comentó.

En cuanto al central, Bobadilla señaló que “tuve la suerte cuando jugaba de verlo debutar. Es un gran profesional. Lastimosamente su recuperación después de su lesión, que gracias a Dios quedó muy bien, era muy larga. Tuvo muy pocos chances de jugar”.

Apuntó que “evaluamos todo eso para ver si había esa posibilidad de seguir o no. Terminó su contrato. Es un jugador de mucha jerarquía”.

De Caicedo afirmó que “no llegó a convertir goles en la era de Aldo Bobadilla, pero hizo un gran trabajo para el equipo. Evidentemente es un jugador que marcó, igual que Hernán, territorio e historia en la institución, pero son etapas que pasan y hay que darles la posibilidad a otros que están esperando su oportunidad”.

Bajo las nuevas condiciones y lo difícil que será reforzar al DIM, que tiene a la Copa Libertadores entre sus retos, el DT aseguró que este momento es “una magnífica oportunidad para que los chicos muestren su capacidad” y den una mano a los más experimentados.

“Vamos a apostar a esos que hoy en día tenemos. Creemos que tenemos un plantel para seguir peleando cosas importantes”, declaró el guaraní.