MEDIO AMBIENTE

¿Qué son las arenas del Sahara y cómo han afectado a Colombia?

El fenómeno ambiental es atribuido a las arenas provenientes del desierto del Sahara ubicado en el continente africano.

Sahara Bogotá
@danielbernalb Twitter

En los últimos días, los cielos de ciudades colombianas como Bogotá y Medellín han tenido un considerable cambio debido a una capa atmosférica generada por este fenómeno natural que, a pesar de que ha sido tendencia en las redes sociales, no es inusual ya que ocurre varias veces al año, aunque en este 2020 los meteorólogos aseguran que es una de las ocasiones en donde las partículas se han mostrado de forma más densa.

¿Qué es?

El desierto del Sahara está localizado en el norte de África y es considerado el más grande del mundo, por lo que ocupa un espacio casi tan grande como la de China o los Estados Unidos, extendiéndose de este a oeste, desde el mar Rojo hasta el océano Atlántico y abarcando países como Argelia, Chad, Egipto, Libia, Malí, Mauritania, Níger y Sudán. El fenómeno natural que ha llegado a Colombia y gran parte de Latinoamérica se da luego de que las arenas forman una capa atmosférica, identificada como una masa de aire muy seco y lleno de polvo de dicho desierto que se moviliza generalmente hacia el oeste sobre el océano Atlántico tropical cada tres o cinco días.

Este fenómeno natural, que aumenta desde fines de junio hasta mediados de agosto y que inicia su disminución en la atmosfera a finales de este último mes en mención, suele ser de corta duración, por lo que no está presente más de una semana. A pesar de esto, la presencia de vientos alisios lo hace más propenso a cruzar rápidamente el Atlántico y propagarse en regiones como Centroamérica.

¿Cómo ha afectado a Colombia?

En los últimos días, la Región Andina, en especial Bogotá, amaneció con el clima nublado y el cielo con un color café claro que evidencian la presencia de las arenas del desierto del Sahara en Colombia. Esto afecta directamente a la calidad del aire que se suma a la contaminación habitual generada por vehículos e industrias, por lo que la recomendación es no ejercer actividades físicas al aire libre sin medidas como el uso del tapabocas.

En ciudades como Medellín también se ha sentido el impacto de estas partículas, aunque los expertos aseguran que no han generado el mismo nivel de contaminación que en la capital colombiana. A pesar de eso, se encuentran monitoreando constantemente la calidad del aire, así como los hacen varios organismos de control en otras ciudades del país.