CORONAVIRUS

Pago de servicios públicos: cómo reclamar los cobros de agua y luz

Así puede lograr que le devuelvan parte del dinero de dichos servicios, si durante estos meses le han cobrado de más.

Mira dónde reclamar por los cobros de los servicios públicos
Bogotá Acueducto Bogotá

El aislamiento obligatorio en Colombia, que en ciudades como Bogotá se acerca casi que a tres meses de cuarentena, logró que las tarifas de servicios públicos como el agua, gas y la energía aumentaran debido a que las personas permanecían mucho más tiempo en su hogar que de costumbre; a pesar de esto, el alza en los cobros mensuales no era justificado para muchos usuarios que se han visto afectados, por lo que han tomado medidas para que se les reembolse lo que se ha pagado de más.

¿Por qué se cobra más?

Aparte del justificable consumo de más que se generó por parte de las familias durante los meses que estuvieron previniendo un contagio del Coronavirus, existe otra razón para que estas tarifas hayan aumentado. Varias empresas aseguraron que, para evitar el contagio de sus trabajadores y la exposición al virus, al momento de revisar los medidores, que en algunos casos se encuentran al interior de la vivienda o edificio a inspeccionar, decidieron calcular el promedio de lo que sería el cobro, por lo que la cifra no era exacta.

¿Cómo hacer una reclamación?

Lo primero que debe hacer el usuario que crea que se le cobró de más, quien debe ser el titular que aparece en la factura, es realizar una queja formal a la entidad con la que tenga el inconveniente. Esta se puede hacer a través de las líneas telefónicas de cada empresa o para mayor eficacia, se puede dirigir a la página web de cada una e ingresar a la opción de peticiones, quejas y reclamos para radicar su queja.

En empresas como el Acueducto de Bogotá, solo debe indicar la dirección de correo electrónico, donde autorice recibir la notificación y/o respuesta a su comunicación, y tener a la mano el número de cédula de la persona a la que está a nombre el servicio y el número de factura. Tras completar el proceso, debe guardar el número de radicado y esperar a que en 15 días reciba una respuesta.

¿Qué pasa si no estoy conforme con la respuesta?

Si tras este periodo no recibe respuesta o está insatisfecho con esta, puede interponer una queja ante la Superintendencia de Servicios Públicos que en lo corrido de este año ha impuesto multas por valor de $45.157 millones a 72 prestadores de servicios de acueducto, alcantarillado, aseo, energía y gas por incumplimientos a la regulación vigente.

Esto lo puede hacer a través de la plataforma virtual teresuelvo.superservicios.gov.co o en las líneas de atención 01800 910 305 para todo el país y (1) 691 3006 en Bogotá. En esta entidad, se recomienda que el afectado interponga un recurso de reposición y un subsidio de apelación ante el prestador del servicio. Tras esto, la empresa deberá enviar el caso para que sea estudiado y se entregue una respuesta sobre este.

Cabe recordar que, en caso de que se haya generado un sobrecosto en el servicio, el dinero de este no será devuelto en efectivo, sino que se descontará de recibos de la misma entidad que lleguen a futuro al domicilio. Mientras la queja esté en marcha, es necesario cancelar la factura para evitar cobros en intereses o deudas por mora.

Todos contra el coronavirus

Siguiendo estas recomendaciones prevenimos la propagación del coronavirus (COVID-19) en nuestro país: 1. Lávate las manos con frecuencia, 2. No saludes a la gente con besos o apretones de mano, 3. Si toses, cúbrete la boca con el codo flexionado o con un pañuelo desechable, 4. Evita tocarte los ojos, la nariz y la boca, 5. Si tienes fiebre o dificultad para respirar, busca atención médica, pero llama primero a la línea 123, 6. Sigue las indicaciones de las autoridades locales y nacionales.

Así mismo, el Ministerio de Salud desarrolló una aplicación para el celular que permite seguir lo que sucede con el COVID-19 en el país. CoronaApp está disponible de manera gratuita para descargar en dispositivos Android y iOS.

Y recuerda, ¡quédate en casa!