NACIONAL

PF Nacional: "Hay un riesgo latente de lesiones al reanudar"

Carlos Tabares dijo que trabaja en mitigar "los impactos del desentrenamiento" y lanzó una alerta sobre las graves consecuencias que puede tener un volver al fútbol de forma apresurada.

PF Nacional: "Hay un riesgo latente de lesiones al reanudar"
Atlético Nacional Colprensa

El preparador físico de Atlético Nacional, Carlos Tabares, advirtió sin sonrojarse que los equipos necesitan de cuatro semanas para preparar su regreso a la competencia. Y aunque entienden el afán desde el punto de vista económico de reactivar el FPC, fue directo y sólido en su argumentación de proteger al futbolista ante un “riesgo latente” de lesiones.

“La alarma que tenemos todos los profesionales involucrados en este deporte es mitigar esa posible incidencia lesional que esto (el parón) pueda llevar en el momento que se reanude la competencia”, señaló Tabares.

En una rueda de prensa virtual, el PF manifestó que pese a todas las estrategias y las actividades que intenta realizar el staff técnico verdolaga en este periodo atípico, hay cosas que no pueden ser abordadas en casa y el adicionamiento no es completo.

“Definitivamente hay algo que no se va a poder hacer: la lógica interna de juego, es decir, todo lo que tiene que ver con la oposición, la cooperación… la incertidumbre del juego no está presente, por lo tanto hay una desadaptación total al juego”, afirmó el experto.

Y continuó en esa línea advirtiendo que “eso tiene un riesgo a pesar de que estamos entrenando, de que todos los clubes están haciendo sus mejores esfuerzos para mitigar los impactos del desentrenamiento en cuanto a la composición corporal, a la capacidad de fuerza y a la resistencia”.

Antes de entrar con su argumentación, apelando a estudios y a hechos del pasado, Tabares lanzó la sentencia sobre la posible aparición de lesiones en los jugadores tras reanudar el campeonato: “Sí, hay un riesgo latente”.

La NFL, un ejemplo contundente

El preparador físico, uno de los más capacitados del país, relató que estuvo consultando literatura y encontró que “hay un hecho digamos similar por el término del tiempo que pasó en la NFL (Liga Nacional de Fútbol Americano) en el año 2011 cuando hubo un parón de 14 semanas, y después de ese periodo a la vuelta (a la competencia) la incidencia lesional aumentó considerablemente”.

Para ahondar su explicación, contó que en ese estudio de la NFL los investigadores reportaron que en un periodo de casi seis años tuvieron en esa liga cinco lesiones de tendón de Aquiles por año, mientras que “al regreso después de ese parón tuvieron alrededor de doce lesiones en los primeros diez días de rupturas de tendón de Aquiles”.

Tabares puso esos resultados como ejemplo para reflexionar sobre la importancia de tener un regreso bien planificado y paulatino, pese a admitir que todos se encuentran en un escenario de incertidumbre por la pandemia del COVID-19.

“Esto es una alerta que nos hace la evidencia y la historia sobre los posibles riesgos a los que nos podemos ver enfrentados, así que tenemos que ser muy responsables a la hora de planificar las distintas estrategias para poder volver a la competencia. Sabemos de las necesidades que hay desde el punto de vista económico de reactivar la competencia rápido, pero si nos apresuramos y no somos prudentes podemos tener consecuencias graves con nuestros deportistas”, aseguró el PF.

Bajo esas condiciones y teniendo presente que mínimo van a ser seis semanas de para, periodo que “quizás se pueda extender”, el especialista optó por mantener una posición “muy prudente” con el grupo de jugadores sobre la reanudación, pero dejó claro el tiempo que cree necesitar para tener un adecuado “reentrenamiento”.

“Yo creería que en un periodo no inferior a cuatro semanas se puede volver a competir”, concluyó Tabares, quien en estos días, desde la virtualidad, lidera el I Congreso Internacional de Ciencias del Deporte Aplicado al Fútbol 2020.