NATALIA GAITÁN

"Me encantaría jugar en Colombia, es un sueño"

La capitana de la Selección Colombia, habló con As y tocó varios temas. Cómo pasa la cuarentena, el fútbol femenino en el país y sus sueños.

Su experiencia y recorrido en el mundo del fútbol le permite hablar con autoridad. Natalia Gaitán, capitana de la Selección Colombia y el Valencia Femenino, tiene claro sus objetivos a pesar de solo tener 29 años de edad. Sueña con ayudar al fútbol femenino y la niñez en Colombia

En entrevista en el Instagram Live de AS Colombia, la defensora tocó varios temas, cómo está viviendo la cuarentena en España, su análisis del fútbol femenino en el país y los sueños que ha cumplido y los que tiene por delante. 

Lo que hace falta es tener un proyecto a largo plazo, no de dos o tres meses. Hay que darle tiempo y es un proceso, hace falta una estructura muy sólida.

Natalia Gaitán

¿Cómo está llevando la cuarentena?

Llevamos cómo casi 4 semanas ya. En teoría se va hasta el 26 de abril, pero todavía no hay ninguna certeza de que sea así. Al principio con toda la expectativa de lo que iba a suceder, cómo iba a evolucionar todo. Al principio con mucha energía y entrenar, pero con el pasar de los días se va haciendo más difícil todo y la creatividad también. Pero hay que mantener la actitud positiva y hacer caso a todas las recomendaciones.

¿Cómo reaccionaron tras conocerse los positivos en el Valencia?

El Valencia por Champions había jugado contra Atalanta en Italia y Atalanta alcanzó a ir a Valencia a puerta cerrada. Hubo mucho contacto, pero afortunadamente dentro de la ciudad deportiva se trató de aislar lo que más se pudo el primer equipo del resto de la plantilla. Afortunadamente solo hubo casos en el primer equipo. Apenas se supo eso, ya no teníamos ningún contacto con ellos.

¿Cómo son los entrenamientos en la casa?

Estamos con el club, ellos nos llevan todo y están muy pendiente. Con el preparador físico tenemos una comunicación continua y con el departamento médico. Tratar de no perder tanto contacto pues somos un deporte que se ve todos los días, estamos en contacto con todo el personal.

¿Qué es lo que más extraña del fútbol?

El estar al aire libre, la libertad de estar en una cancha corriendo. Esa sensación de libertad y tener un balón en los pies. El día a día con mis compañeras, estamos conviviendo 24/7 y al final creas vínculos muy cercanos con algunas personas y no verlas es duro. Ese sentimiento de libertad y de competir es lo que más hace falta.

¿Cómo ve el tema del fútbol femenino en Colombia este momento?

Es un momento muy complicado, la realidad del fútbol femenino es muy incierta. Más allá de que los clubes no tengan la seguridad de que hacer con las jugadoras, es que va a pasar con la Liga. No había una normativa de que ya se fuera a hacer y ahora aún más. Hay muchas compañeras futbolistas que no tienen contrato, que habían empezado a entrenar sin ningún tipo de seguridad. No se sabe que va a pasar, si se va a jugar al Liga en el segundo semestre. Tendrá que haber una reestructuración total en la Liga de Colombia y a nivel sudamericano.

¿Qué hace falta en Colombia?

Lo que pasa en Colombia es que todavía es un deporte de moda. A la final va muchísima gente porque atrae mucho, pero es cierto que aficiones como la de Medellín o América estuvieron llenando cada fecha y eso es bonito. Lo que hace falta es tener un proyecto a largo plazo, no de dos tres meses. Cuando la gente se está conectando, se acaba. Hay que darle tiempo y es un proceso, hace falta una estructura muy sólida y un proyecto que permita una liga de 6 o 8 meses, para que constantemente se esté hablando de fútbol.

Colombia tiene mucho talento... ¿falta apoyo?

Creo que hace falta ese proceso de parte de la Federación desde estas categorías, que no sean concentraciones un mes antes de la competencia. Sino que haya todo un proceso desde una Sub 15, empezar a ver jugadoras a nivel nacional. Se fijan mucho en las principales ciudades, pero algunas no son muy visibles. Para mí la Federación tiene que hacer un proyecto de largo plazo, desde categorías tener un proceso de menores para llegar a la mayores y que el talento se quede acá.

El sueño de jugar en Colombia

A mí me encantaría ir a Colombia y jugar, es uno de los sueños que me hace falta por cumplir. Una de las razones por las que me fui a Estados Unidos es porque no había una Liga, no había una base sólida y yo quería seguir jugando. Cuando me vine no había esa posibilidad y para mí sería muy bonito jugar con mi gente en un estadio de Colombia, es un sentimiento inigualable.

¿Está enfocada en el Valencia?

Por el momento tengo contrato hasta el 30 de junio de este año, estamos esperando que pase con la Liga y si se va alargar, probablemente se nos alarguen los contratos hasta que la Liga finalice. A la espera de eso, concentrada en tratar de terminar de la mejor manera esta temporada y luego mirar que pasa. Por ahora enfocada 100% en el Valencia.

¿En qué equipo de Colombia le gustaría jugar?

Para nadie es un secreto que mi padre y hermano son de Santa Fe, sería bonito poder jugar ahí, pero no me negaría las puertas a ninguno. El sueño es jugar en Colombia y me encantaría hacerlo en cualquier club. Vamos a ver dónde se puede.

¿Qué significó la medalla de oro en los Juegos Panamericanos?

Todavía se me pone la piel de gallina recordando ese momento, es algo que veníamos buscando desde hace mucho tiempo. Era ahora, era nuestra hora y momento, no podía llegar en mejor momento después de todo lo que sucedió con la Selección. Es la consagración más bonita que hemos tenido, tengo la medalla guardada en la mesita de noche. Ahora que se viene el Mundial si se puede hacer en Colombia, sería un sueño jugarlo en mi país, sería lo más top. Esperando que ojalá se logre hacer una estructura sólida y haya un proceso, que no sea cosa del momento. Ese es un proyecto que tengo ahora y también cuando cuelgue los guayos.

¿Se puede lograr el título de la Copa del Mundo?

Un sueño es grande y ambicioso, para poder hacerlo hay que trabajar mucho, bien y a conciencia. Para mí es un sueño que podría ser realidad, no en 4 años pero si sigue trabajando en las categorías menores, se puede pelear a nivel mundial.

Megan Rapinoe es su referente

Tengo una confesión que hacer. Nosotras jugamos contra Estados Unidos y son una potencia, era muy difícil jugar contra ellas. Desde la primera vez que jugué contra ella dije 'no me cae muy bien esta mujer', pero desde hace un par de años con todo lo que ha hecho fuera del fútbol y la cancha, ha sido un ejemplo a seguir, una motivación también porque ha logrado grandes cosas. Se ha convertido en una ídolo por lo que hace, la admiro muchísimo. Lo que hace afuera me impacta mucho más.

¿Qué proyectos tiene aparte del fútbol?

Fuera de la cancha tengo muchos proyectos, me gustaría seguir vinculado con el fútbol, con el fomento del fútbol femenino, empoderarlas por el deporte para que en un futuro tengamos una sociedad equitativa, con un mejor balance de lo que es ahora. Me gustaría trabajar en pro de la niñez en Colombia y el fútbol es una herramienta fundamental para la transformación social,  quiero usarla y aprovecharla al máximo.