CORONAVIRUS

Medicamentos sin fórmula: otro riesgo frente al coronavirus

En redes sociales circula información sobre curas milagrosas y supuestos medicamentos peligrosos, nada de eso está comprobado. Acá aclaramos sus dudas.

Los medicamentos son herramientas poderosas que, si se eligen adecuadamente, ayudan al cuerpo a sanar. Pero así como son útiles en manos expertas, pueden resultar fatales si se administran sin orden médica. En realidad, ningún medicamento puede actuar en el cuerpo sin la ayuda de los mecanismos de defensa naturales de cada persona. De hecho, todos los medicamentos tienen algún nivel de riesgo aunque sea mínimo, como en el caso del acetaminofén.

Para los pacientes que requieren tratamientos prolongados, es vital la adherencia a las dosis y frecuencias formuladas por el médico. La Sociedad Colombiana de Cardiología y Cirugía Cardiovascular emitió una alerta el pasado 16 de marzo sobre la necesidad de continuar con el uso rutinario de los medicamentos para el control de la hipertensión, conocidos como Inhibidores de la Enzima Convertidora de Angiotensina (IECA), porque su suspensión abrupta puede llevar a hemorragias cerebrales, infartos y otras emergencias graves que empeorarían la condición de estos pacientes o incluso pueden acabar súbitamente con su vida sin que intervenga la infección. Los IECA y los demás antihipertensivos nunca deben suspenderse abruptamente: en este momento sólo deben ser sustituidos en pacientes hospitalizados, o que tengan vigilancia médica continua de su estado general y de sus cifras tensionales.

Información falsa en redes sociales

En otra información que circula por redes sociales se mencionan la cloroquina, la azitromicina, los corticoides, el interferón y otras moléculas, como medicamentos supuestamente efectivos para detener todos los casos de enfermedad por COVID 19. Estos y otros medicamentos podrían ser útiles en ciertos pacientes gravemente enfermos, pero fuera del hospital las complicaciones cardíacas en adultos mayores pueden ser muy graves si no se revisan bien las interacciones y advertencias de cada producto: nuevamente, la decisión experta del médico es vital para proteger a sus pacientes. La Asociación Colombiana de Fármacovigilancia lanzó una alerta en este sentido, advirtiendo que incluso los suplementos dietarios y los fitoterapéuticos pueden ser nocivos, al alterar el efecto de los medicamentos que sí tienen indicación médica.

Por último, la primera línea de acción para el cuidado en casa es el acetaminofén. Solo se debe reemplazar si está contraindicado para el paciente o si no tiene el efecto deseado. Otros analgésicos como el ibuprofeno son de uso rutinario y no se ha demostrado que tengan ningún efecto nocivo en los pacientes afectados por COVID 19. No obstante, las precauciones rutinarias y la lectura de las advertencias y contraindicaciones siempre es obligatoria, tanto para los medicamentos formulados como para los de venta libre.

Suspender o suministrar medicamentos súbitamente, sin la debida orden médica, puede ser extremadamente peligroso. Pero todos tenemos en nuestras manos las mejores armas disponibles contra el COVID 19: obedecer la cuarentena, seguir las pautas del Ministerio de Salud para entrar a la casa sin propagar el virus, practicar lavado de manos frecuente y mantener la distancia protectora, entre otras recomendaciones oficiales que seguiremos difundiendo en Diario AS Colombia. Hasta mañana.