presentado por
Competición
  • Champions League

ESPAÑA

Mallorca, un trampolín para James en días claves del Madrid

Ante algunas bajas, el panorama se abre para que el colombiano tenga una oportunidad el sábado y pueda ganarse la confianza de Zidane en Champions y el clásico.

James Rodríguez en el festejo del gol que le marcó a Granada
PIERRE-PHILIPPE MARCOU AFP

James Rodríguez ya rompió la espera de varios momentos en su regreso a Real Madrid: jugó su primer partido en el Santiago Bernabéu, volvió a estar en Champions League, puso una asistencia y marcó un gol. A esto se suma que en los primeros partidos fue titular y que en general su relación con Zidane está en mejores términos.

Sin embargo, aún el colombiano no es una ficha clave en el equipo. Esto también producto de algunas lesiones y la irregularidad en el rendimiento general de la plantilla, en la que hay pocos fijos en la titular. 

Pero el calendario pone a todo el Madrid en una situación crucial en estos primeros meses de la temporada. En los próximos ocho días tendrá tres juegos claves para encaminar la campaña: primero jugará ante Mallorca el sábado 19, el martes 22 viajará a Turquía para enfrentar a Galatasaray por Champions League y finalmente el sábado 26 cerrará con el clásico ante Barcelona en el Camp Nou.

Estos juegos pueden determinar mucho en las aspiraciones del equipo, porque en LaLiga le servirá para tomar ventaja en el liderato con su rival más directo y en el torneo europeo para  salir del fondo de la tabla del grupo A, en el que solo tiene un punto tras dos juegos. Pero para James también son una cuenta aparte y quizás el más importante pueda ser el primero, con Mallorca.

Mallorca, un trampolín para James

James nunca ha jugado ante Mallorca. El equipo de las Islas Baleares llevaba seis años en segundo división y el último registro ante Real Madrid fue 2013, cuando el colombiano estaba en Porto. Pero este sábado las posibilidades se le abren para ir a jugar por primera vez en la Palma de Mallorca.

El club madrileño tiene varios lesionados, entre los descartados están Nacho y Asensio y con algunas complicaciones Bale. Pero en lo que tiene que ver con los 'rivales' del volante, Kroos no estará en este juego y Modric será duda. Por lo que Zidane tendrá que armar el medio campo con cuatro jugadores disponibles: Valverde, Casemiro, Isco y James. 

El colombiano debe asumir este partido como el más importante de los que vendrá, porque será ficha clave en el esquema y eso le permitirá ser determinante para que el técnico no lo vea solo como una alternativa para cubrir huecos. El Madrid apenas ha perdido un juego de diez en la temporada, pero su principal problema está en el juego, en el estilo en que gana y ahí James tiene el apoyo de la afición, que lo quiere ver más seguido para que la idea cambie, haya un futbolista que le de algo diferente a la plantilla y tenga más contundencia en sus triunfos.

Si logra esto ante Mallorca, después ante Galatasaray y Barcelona llegará todo de manera natural. No tendrá que esperar que un compañero esté lesionado o sancionado, sino que por inercia será titular en dos encuentros trascendentales.