LIGA ÁGUILA FEMENINA

Las tres claves que llevaron a América su primer título

El equipo caleño demostró ser el mejor del torneo. Juego ofensivo, dos referentes y números de un conjunto que celebra su primera estrella.

Jugadoras de América de Cali, campeonas de la Liga Águila 2019
@Dimayor Twitter

Nuevo campeón en el fútbol femenino. América se impuso ante Independiente Medellín en la final y en el Atanasio Girardot levantó su primer título profesional, con un juego ordenado, ofensivo y con varios puntos fundamentales que se vieron durante todo el torneo.

El equipo dirigido por Andrés Usme fue el mejor de toda la Liga Águila, lideró la reclasificación y tras 12 partidos disputados apenas perdió dos. Sus números reflejan lo que las jugadoras demostraron en la cancha y aquí te traemos las claves del campeón 2019:

Juego ordenado

América demostró durante las 12 jornadas equilibrio y orden. Aunque no es el equipo más goleador o el del arco menos vencido, supo llevar las dificultades con movimientos tácticos como en la final, donde empezó con un 4-3-3, pero tras la fuerza ofensiva del DIM se adaptó y cerró el medio campo para anular la creación del rival.

En este punto Carolina Pineda fue el bastión de las campeonas. Una jugadora con experiencia, que dentro del mismo equipo tenía a varias alumnas suyas de la escuela de formación de la que es entrenadora y eso le permitió liderar para solucionar.

Usme-Caicedo, una dupla de peligro

Para este año América le presentó al fútbol colombiano un jugadora de 14 años de gran futuro. Linda Caicedo fue la gran revelación de la Liga Femenina, con siete goles fue el arma con la que el equipo encontró movilidad en el área y la inteligencia para definir (su gol en la final lo resume todo).

Pero a este gran talento le sumó una jugadora histórica: Catalina Usme. La capitana ha evolucionado su juego, se salió del lugar de '9' y se adaptó a la creación para liderar al equipo, ser la referente y la voz de mando. La capitana fue la socia precisa para Caicedo.

Números: Un visitante sólido

El campeón tiene estadísticas muy buenas fuera de su casa, ahí marcó diferencia. De seis partidos disputados solo perdió el juego de vuelta de la final, en los otros cinco obtuvo cuatro victorias y un empate. Derrotó a rivales complicados como Cali, Nacional y Millonarios.

A eso hay que sumarle que anotó nueve goles y tan solo recibió tres (dos de ellos en la final). Además, es el primera vez que un equipo gana el título como visitante, tanto Santa Fe como Huila lo hicieron en El Campín y en el Guillermo Plazas Alcid, respectivamente.