LIGA ÁGUILA II

Al técnico líder, lo iban a echar en la segunda fecha

César Torres soportó la resistencia de los medios de comunicación de Barrancabermeja y de los hinchas de Alianza Petrolera."Decían que era un técnico de la B".

Al técnico líder, lo iban a echar en la segunda fecha
Diego Pineda Colprensa

Apenas en el amanecer del campeonato, el cuerpo técnico liderado por César Torres ya estaba en la cuerda floja, tras perder en la visita al América y empatar en casa contra Rionegro Águilas, para entonces, rival directo en el pulso por no descender.

Fue cuando César Torres le recordó al Presidente del club, "que teníamos un acuerdo verbal, en el cual debía sumar 7 puntos en cuatro partidos. Gracias a Dios le ganamos a Santa Fe en Bogotá y luego a Envigado en nuestro estadio", rememoró el técnico vallecaucano, quien ahora mira a todos desde arriba, con 18 puntos, 9 goles a favor y solo 5 en contra.

Alianza Petrolera, además, se ha ido distanciando progresivamente del riesgo del descenso, ya los separa 8 puntos del último. La credibilidad de los jugadores en el cuerpo técnico, la paciencia de los directivos y el convencimiento del grupo, fortalecido en su carácter, han permitido que el equipo de Barrancabermeja haya superado sus momentos más críticos y le está concediendo una victoria temprana a César Torres, quien dirigió en el Torneo de Ascenso durante más de 10 años (Centauros, Universitario de Popayán y Deportes Quindío).

El liderato en la Liga: "Estamos tranquilos, muy aterrizados. El objetivo es mantener la categoría para el siguiente torneo. El liderato no nos va a desestabilizar. El domingo tenemos nuestro partido más importante, frente a Jaguares, que es un rival directo. Tenemos que estar muy atentos y concentrados para salir a resolverlo y mantenernos al tope de la tabla".

La motivación del grupo: "Son muchas las variables que los entrenadores debemos conjugar. Hay que convencer a los jugadores, hacerlos creen en lo que se trabaja a diario, porque finalmente, los que van a triunfar son los que tienen una mentalidad fuerte y se sobreponen a las dificultades. Desde que llegamos a Alianza, sabíamos que era un proyecto bastante exigente, con el objetivo de mantener la categoría. Así lo asumimos porque era la oportunidad de dirigir en la primera división y pese a la resistencia, de a poco estamos consiguiendo buenos resultados y convenciendo a la gente".

La resistencia de la gente: "Ha habido mucha resistencia por parte de los medios de comunicación de acá y eso se manifiesta en la hinchada. Este equipo ha sido muy golpeado a través de las redes sociales y de la poca gente que asiste al estadio, además de la poca credibilidad que generó el nombre de César Torres cuando llegué acá. Decían que no era el técnico apropiado para el equipo, que no tenía experiencia en primera división, que era un técnico de la B… Eso fue influenciado por los medios de comunicación. Sin embargo, hicimos caso omiso y hemos logrado integrar un equipo competitivo, que plasma nuestras ideas en la cancha. De a poco estamos intentando convencer a la gente, porque esta es la oportunidad de nuestra vida".

Las condiciones cuando iniciaron el campeonato: "Para este segundo Torneo, asumimos un compromiso con el Presidente del equipo. Él estableció un reto, en el que había que hacer 7 puntos cada cuatro partidos. Sumamos un punto en las dos primeras fechas y nos quedaba enfrentar a Santa Fe y Envigado, sin margen de error. Luego del partido en el que empatamos de locales contra Águilas, nos iban a licenciar. Fue cuando le dije que teníamos un acuerdo verbal y que faltaban 6 puntos. Gracias a Dios le ganamos a Santa Fe en Bogotá y luego a Envigado en nuestro estadio. Luego en el segundo ciclo, hicimos un punto de más y todo ha ido mejorando".

La integración de las partes en la búsqueda de los resultados: "Los directivos han tenido el carácter para sostenernos en momentos críticos. Ya completamos 11 meses de trabajos y ese tiempo se está reflejando en la cancha. Este es un equipo con buena idea de juego. El trabajo nuestro como cuerpo técnico, junto a Sergio Herrera y Fernando González, ha sido vital para que nos hayamos sostenido en los momentos difíciles”.

Sus retos personales y los del equipo: "Quiero cumplir los objetivos, que el equipo salve la categoría, clasifique a los ocho y que sueñe. Así como Pasto pudo llegar a una final, Alianza también lo puede hacer. Quiero demostrar que soy competitivo, que estoy a la altura de los mejores entrenadores, y luego, poder abrir más puertas. Pero no me desborda este primer lugar. Tenemos que confirmar que Alianza es un equipo que puede competir en cualquier plaza".