JUEGOS PANAMERICANOS

El balance del ciclismo en pista en los Juegos Panamericanos

El técnico de la velocidad, Jhon Jaime González, habló de la pista de Lima, del trabajo de los ciclistas y de Kevin Quintero. “No tiene límites”, dijo.

El ciclismo de pista le dio a Colombia dos medallas de oro, tres de plata y cuatro de bronce. Los deportistas más destacados fueron Kevin Quintero y Martha Bayona, quienes se subieron al podio en las tres modalidades en las que compitieron, todas en velocidad.

Bayona lo hizo en velocidad por equipos, individual y keirin, las mismas de Quintero en masculino. Junto al Miguel Ángel Rodríguez que obtuvo un oro y dos platas en squash, son los atletas con más medallas en la delegación colombiana.

El técnico Jhon Jaime González dio su balance de la actuación del equipo nacional y de la pista del velódromo de la Videna que causó dificultades a varios equipos, “el balance es muy bueno. Fueron unos Juegos Panamericanos raros porque era una pista que solo los deportistas peruanos conocían. Una ciudad que es bastante fría y eso hace muy lentas las pistas, especialmente las de madera. Todos trabajamos con chaqueta lo que no es usual en un velódromo”, aseguró.

Según González, esto hizo que tuvieran que hacer un trabajo específico de adaptación de los ciclistas, “lo primero que hicimos fue acomodar a nuestros deportistas, ver en qué desarrollo corrían, hacer chequeos para todo el equipo y sincronizar las velocidades para la prueba que es muy difícil porque cualquier error te cuesta desde el partidor”.

González destacó a todo el equipo y enfatizó en los corredores nuevos, “este trabajo con este nuevo grupo ha sido muy bueno. Es un grupo que ha venido renovándose constantemente ha dado los frutos que nosotros esperábamos. Cada uno sobresale por sus cualidades y resultados, pero todo el equipo lo hizo muy bien. Tanto Rubén, como Santiago, Martha, Kevin y la misma Juliana que llegó enferma a las competencias”, expresó.

Sin embargo, fueron Quintero y Bayona los que superaron las expectativas, pues de acuerdo con González, no se contaba con dos oros. “Kevin es un muchacho muy juicioso, es joven, tiene solo 20 años y que viene progresando y haciendo cosas muy importantes. Martha tiene una desventaja y es que empezó tarde a ser buena porque que monten en bicicleta desde jóvenes es una cosa pero que sean buenos es otra y ella empezó a los 21 años a ser una espectacular deportista y eso retrasó el proceso. Ellos dos fueron los protagonistas porque corrieron las tres pruebas y el público los va a recordar siempre con el espectáculo que dieron tanto en velocidad como en keirin”.

La prueba del keirin fue la que dio los oros, el último el de Quintero en una gran presentación, “a Kevin le tocó el número uno que es un número muy complicado porque no tienes la perspectiva de tus rivales. Planteamos la carrera con la moto, ir al paso de la moto tranquilo, ver que alguien venga y obligarlo a que acelere y luego atacar. Tal como la planteamos salió. Una carrera muy bonita, muy rápida y creo que acertamos y sobretodo el deportista acertó al desarrollar la actividad”.

Para González, la carrera de Kevin apenas comienza, “los deportistas se ponen el techo pero él es un muchacho que no tiene límites. La meta la ponen ellos. Ellos deciden hasta donde llegan y como entrenadores somos unos guías pero ellos son los que se ponen sus objetivos”, concluyó.

Kevin Quintero: “Hasta ahora me lo estoy creyendo”

El campeón panamericano cree que es el comienzo de un proceso en el que el próximo objetivo la puntuación para clasificar a los Juegos Olímpicos. “Estoy feliz, es un sueño hecho realidad y un día para nunca olvidar. Teníamos unos rivales muy fuertes en la final, montamos una estrategia y al final se nos dio. Era una medalla que la veíamos, pero fue muy difícil, todo comenzó en la clasificación en la que me fue muy bien y luego pudimos ratificarlo en la final”.

Quintero es la nueva cara del ciclismo en pista de Colombia y espera seguir creciendo, “quedo muy satisfecho por el trabajo realizado y porque pude estar en el podio en las tres pruebas. Vengo en un proceso ascendente y quiero hacer todos los puntos posibles para los Olímpicos”.

Y añadió, “cuando me colgué la medalla me lo comencé a creer. Es fantástico. Ahora en un mes tenemos el Panamericano que son puntos importantes y hay que seguir trabajando”.