BAYERN MÚNICH

James y su momento de mayor regularidad con Kovac en Bayern

James Rodríguez tiene su momento de mayor regularidad en Bayern Múnich desde la llegada de Niko Kovac.

MICHAEL DALDER

REUTERS

El colombiano llegó a siete partidos consecutivos como titular en el Bayern Múnich, participando en goles y cumpliendo en fase defensiva.

James Rodríguez recuperó su lugar en el Bayern Múnich. Con su futuro en el aire, debido a que a final de temporada se vence su préstamo y el club alemán aún no ha decidido si hará efectiva la opción de compra por el colombiano, el '11' sigue haciendo méritos para quedarse, teniendo en cuenta que la decisión se tomará a partir de las necesidades deportivas del equipo, para lo que es fundamental el concepto del director técnico, Niko Kovac.

El volante pasa por un gran momento, tal vez el mejor desde la llegada del entrenador de 47 años al banquillo del Bayern, ya que tiene continuidad y en el terreno de juego responde con buenas actuaciones. Parece que quedaron atrás los rumores de problemas en la relación entre James y Kovac, ya que el colombiano, en la reciente goleada 1-5 sobre el Borussia Monchengladbach, completó siete partidos consecutivos como titular entre Bundesliga, Copa de Alemania y Champions League.

Kovac aprovecha su polifuncionalidad

En los últimos compromisos del Bayern, Kovac ha variado entre dos módulos: 4-2-3-1 y 4-3-3, en ambos aprovechando el desequilibrio por los costados con hombres rápidos como Serge Gnabry y Kingsley Coman, acompañando en el frente de ataque al referente Robert Lewandowski.

En el primer esquema, el entrenador ubica a James detrás del delantero polaco, cumpliendo con la función de '10' y con libertades para moverse por todo el mediocampo con el fin de asociarse con los extremos mencionados y con la posibilidad de llegar al área desde atrás como factor sorpresa.

En el 4-3-3, el colombiano ha compartido el mediocampo con Thiago Alcántara o Javi Martínez y Leon Goretzka, con mayor libertad que los otros mediocampistas para acompañar los ataques, pero a su vez más responsabilidades defensivas.

Participación directa en goles

James ha recuperado su nivel y cuando el equipo tiene la pelota se convierte en el eje ofensivo, retrocediendo para pedir el balón, mostrándose como opción de pase y buscando sus balones filtrados.

Su participación en el juego se ve reflejada en los goles del Bayern Múnich. En esos siete partidos en los que ha sido titular, el colombiano ha dado cuatro asistencias, incluyendo las dos últimas de pelota quieta para los cabezazos de Javi Martínez, que sirvieron para el triunfo por la mínima sobre el Hertha Berlín y para abrir el marcador ante el Gladbach. Las otras dos fueron para anotaciones de Gnabry frente a Hertha y Lewandowski contra Schalke 04.

Su aporte en fase defensiva

Además de retroceder varios metros para darle salida clara al Bayern desde atrás, el colombiano también regresa para ocupar un lugar en el mediocampo cuando el equipo no tiene la pelota con el fin de contribuir a la recuperación de la misma. Cuando juega detrás de Lewandwoski en el 4-2-3-1, el '11' apoya en la presión a los defensas rivales buscando que cometan un error, impidiéndoles que salgan con comodidad y forzándolos a que busquen el pelotazo.